Funcionario ONU: Respuesta de los donantes a Nepal es lenta

La respuesta internacional a una petición de fondos de emergencia para ayudar a los millones de personas afectados por el devastador terremoto que golpeó Nepal a finales de abril es lenta, dijo el viernes un funcionario de Naciones Unidas.

Jamie McGoldrick, responsable de la ONU en Nepal, dijo que hasta el momento la agencia había recibido 22 millones de dólares de la petición de 415 millones realizada la semana pasada para respaldar las labores de ayuda al país del Himalaya los tres primeros meses.

"Esto tiene que incrementarse drásticamente", dijo McGoldrick a periodistas en la capital nepalí, Katmandú.

El sismo del pasado 25 de abril mató a más de 7.800 personas y causó miles de heridos más. Las cifras del gobierno muestran que decenas de miles de casas son ahora escombros y 400.000 familias necesitan ayuda inmediata.

La ONU estima que unos ocho millones de personas se vieron afectados por el temblor de magnitud 7,8.

McGoldrick apuntó que ahora el principal objetivo de la entidad es llegar a los afectados en las zonas más remotas y de difícil acceso.

"Y necesitamos hacerlo con urgencia, para que la gente pueda tener techos sobre sus cabezas y sus otras necesidades urgentes cubiertas antes de que comience la temporada de monzones", explicó.

Las lluvias del monzón suelen comenzar en la segunda semana de junio y a menudo provocan deslaves en las montañas e inundaciones en las llanuras del sur.

Pero las carreteras están ya bloqueadas por los deslaves provocados por el terremoto y se teme que suelo, debilitado por el sismo, pueda generar derrumbes con más facilidad.

El jueves, un responsable sanitario de la ONU dijo que no se registraron epidemias en las zonas afectadas por el temblor ni en los campamentos donde se refugiaron los sobrevivientes.

Se han reportado algunos casos de diarrea, como es habitual en esta época del año, señaló Poonam Singh, subdirectora regional de la Organización Mundial de la Salud para el sudeste asiático.