Mujer que acusó a Bill Cosby quiere recuperar su honra

Una mujer de Florida, que acusó a Bill Cosby por difamación, dijo que quiere recuperar su reputación después de que los representantes del comediante la tildaran de mentirosa cuando presentó un caso por un supuesto abuso sexual cometido hace décadas.

Therese Serignese, de Boca Ratón, dijo que su caso, que tuvo una breve audiencia ante un juez federal en Worcester el jueves, no se trata de buscar una compensación económica sino de recuperar "su honra".

"Duele ser calificada con los adjetivos que me han dicho", dijo la enfermera de 58 años tras la audiencia, la primera desde que se presentó la demanda en diciembre. "Mi palabra me enorgullece. Soy una persona honesta, digo la verdad. Espero que el señor Cosby también sea una persona honesta".

La demanda se enfoca en las acusaciones por difamación y no en las acusaciones por el supuesto abuso sexual.

La audiencia del jueves se centró en una solicitud para citar archivos presentados por los abogados de Andrea Constand, la primera mujer que presentó una demanda contra Cosby por supuestos abusos sexuales.

Pero los abogados de Cosby argumentaron el jueves que la solicitud no fue adecuada y era innecesaria. Un juez federal negó la moción.

El caso también incluye a otras dos mujeres como demandantes -- Tamara Green y Linda Traitz -- quienes dijeron que han sido calumniadas por los representantes de Cosby tras acusarlo por abusos sexuales.

Las tres mujeres están entre decenas que han denunciado a Cosby en los últimos años por supuestos abusos. Cosby nunca ha enfrentado un juicio por los supuestos incidentes.

El actor y comediante, quien tiene una casa en el oeste de Massachusetts, no estuvo presente en la audiencia el jueves y sus abogados rechazaron hacer declaraciones.

En documentos judiciales, los abogados de Cosby han afirmado que estaba actuando en defensa propia cuando a través de sus representantes hizo declaraciones críticas sobre sus acusadoras.

Cosby ha negado cualquier conducta indebida y ha dicho que sintió que su persona se vio afectada cuando una mujer tras otra presentó acusaciones.

Serignese dijo que Cosby la drogó y la violó en un vestidor tras un espectáculo en Las Vegas en 1976. Ella declaró que tenía 19 años entonces.

En entrevistas anteriores, Serignese ha dicho que accedió a quedarse con Cosby en Las Vegas por un tiempo después del incidente y que los dos se mantuvieron en contacto esporádico hasta 1996.

Green, de California, dijo que Cosby la drogó y abusó de ella en su apartamento en Los Angeles a comienzos de los años 1970.

Traitz, de Florida, afirmó que Cosby trató de drogarla y la toqueteó en una playa del Sur de California en la década de los 70.

Las mujeres piden una compensación económica no especificada por los daños sufridos.

The Associated Press no suele publicar los nombres de la gente que afirma haber sido abusada sexualmente pero Serignese, Green y Traitz han hablado públicamente de sus acusaciones.

Serignese era una de 13 mujeres que se preparaban para testificar de forma anónima si el caso de Constand de 2004 hubiese proseguido.

Pero Constand, exárbitro de baloncesto femenino de la Universidad de Temple, abandonó su demanda en 2006 tras llegar a un acuerdo no revelado con Cosby.

Los abogados que representan a Serignese, Green y Traitz buscaban documentos relacionados con sus clientas, que según ellos están sujetos a un acuerdo de confidencialidad en el caso de Constand.

Ambas partes se presentarán en una corte federal el 9 de junio para una audiencia en Springfield por la moción de los abogados de Cosby para desestimar la demanda.