Una mujer de Filadelfia demandó a la aerolínea US Airways porque, según alegó, las cenizas de su esposo desaparecieron de su equipaje cuando volaba a Inglaterra para enterrarlas en Hull, su ciudad natal.

El esposo de Angeline O'Grady, Brian, murió de cáncer en octubre de 2011. Ella llevaba sus cenizas a Inglaterra al mes siguiente cuando la Administración de Seguridad en el Transporte le dijo que no podía abordar su avión con ellas en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia.

O'Grady dijo que le indicaron que fuera al mostrador de the US Airways para colocar las cenizas en el equipaje que iría en la bodega. Añadió que cuando recuperó su equipaje en Inglaterra, faltaban las cenizas.

El vocero de US Airways Andrew Christie, dijo que la investigación interna no descubrió indicios de que la aerolínea fuera responsable de la pérdida de las cenizas.