Juez: No hay evidencia de abuso a B.B. King

Una disputa por la salud y la riqueza de B.B. King fue desestimada el jueves por un juez de Las Vegas que dijo que dos investigaciones realizadas no arrojaron evidencia de abuso al superastro del blues.

La decisión de la corte familiar del condado de Clark mantiene a la antigua apoderada de King, Laverne Toney, a cargo de los asuntos de King, de 89 años, quien según su médico se encuentra en su casa bajo cuidados paliativos.

Tres de los 11 hijos sobrevivientes de King, Karen Williams, Rita Washington y Patty King, dijeron que sospechan que Toney le está robando dinero a King y que no le está dando la atención médica necesaria además de que no se les ha permitido visitarlo.

Prometieron seguir con su lucha.

"Perdimos la batalla, pero no hemos perdido la guerra", dijo Williams.

Toney y su abogado, Brent Bryson, negaron las acusaciones y señalaron que las visitas pueden ser programadas como siempre se ha hecho.

El abogado de King, Arthur Williams Jr., y el médico de King, Darin Brimhall, dijeron fuera de la corte que no han notado señales de abuso.

El encargado de audiencias de la corte familiar, Jon Norheim, señaló que la policía y encargados de trabajo social realizaron investigaciones en octubre y abril y no encontraron motivos para quitarle sus facultades como apoderada a Toney. Los reportes no serán divulgados, agregó el juez.

"No existen evidencias de que se necesite un tutor", dijo Norheim. "El señor King tiene asesoría, no hay nada que indique que le falte capacidad. Tiene algunos asuntos graves de salud, pero tiene buena asesoría. Si siente que se están aprovechando de él tiene maneras de arreglarlo".

Williams dijo en una petición del 29 de abril que estaban en riesgo más de 5 millones de dólares en bienes.

Williams y el asesor legal Frederick Waid afirman que Toney ha impedido que los amigos, incluyendo a los músicos Willie Nelson, Buddy Guy, Carlos Santana y Eric Clapton, visiten a King. También dijeron que Toney ha hecho que sus familiares aparezcan como empleados de King, y que grandes cantidades de dinero han desaparecido de las cuentas de banco del blusero.

"La familia no ha podido encontrar más de 1 millón de dólares reportados", señalan los documentos.

Bryson calificó de "casi ridículas" las acusaciones por robo y dijo que todos los gastos de King eran legítimos y se podían comprobar.

King fue hospitalizado hace una semana, después de que la policía acudiera a su casa por una pela por su estado de salud entre Toney y Patty King. No se arrestó a nadie.

King regresó a su casa el viernes.

King, cuyo nombre verdadero es Riley B. King, nació en el pueblo de Itta Bena en Mississippi. Se había mantenido en activo con sus giras y conciertos hasta Octubre, cuando canceló el resto de las fechas de su gira 2014 después de sentirse enfermo en Chicago por deshidratación y fatiga.

La policía de Las Vegas fue a la casa de King en noviembre por denuncias de abuso contra un anciano. El policía Jesse Roybal dijo esta semana que el caso sigue abierto y no había más detalles disponibles.

El miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll y ganador de 15 Grammy, ha lanzado más de 50 álbumes y vendido millones de discos en el mundo. Es considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos.

Su guitarra, llamada Lucille, ha sido la protagonista de canciones como "Every Day I Have the Blues" y "The Thrill is Gone".

King se casó varias veces y tiene 15 hijos biológicos y adoptivos. Cuatros de sus hijos han muerto.

Su hija viva de mayor edad, Shirley King, quien sale de gira como "hija del Blues", dijo que la pelea entre sus familiares y Toney se ha ido desarrollando por meses.

"No estoy muy segura de que las cosas estén bien, pero mi papá nunca habría querido esto", dijo Shirley King por teléfono antes de viajar de su casa en Chicago a Las Vegas para una audiencia el jueves.

"Me pongo a llorar con lo que la gente está haciendo", dijo Shirley King. "Tengo miedo de que las cosas se pongan muy mal, esto es una falta de respeto para él".