El banco Wells Fargo planea despedir a 1.800 empleados de su departamento hipotecario después de eliminar 2.300 empleos de la misma unidad en agosto.

El vocero Alfredo Padillo dijo el jueves que el banco, con sede en San Francisco, está eliminando empleos en el departamento de hipotecas debido a que el número de gente que las refinancia es inferior a lo previsto. Los empleos eliminados están en distintos puntos del país.

A los empleados afectados se les dio preaviso de 60 días, dijo Wells Fargo. El banco agregó que busca otras posiciones para los afectados dentro de la compañía.

Tim Sloan, el director financiero de Wells Fargo, advirtió este mes que el banco tendría que reducir el número de empleados si aflojaba la demanda de hipotecas. Sloan atribuyó la escasa demanda a un aumento en las tarifas de interés en el verano. Formuló sus comentarios durante una presentación a analistas en Nueva York.

Wells Fargo & Co. es el mayor productor de hipotecas residenciales en Estados Unidos y es el segundo banco en depósitos. Tenía 275.000 empleados al 30 de junio.

Las acciones del banco perdieron 36 centavos a 42,95 dólares el jueves por la tarde.