EEUU: Niegan que maniobras militares sean toma de Texas

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, rechazó categóricamente el jueves las conjeturas disparatadas que circulan en internet de que las próximas maniobras militares en Texas son parte de una ocupación hostil del estado o alguna otra misión nefasta del Pentágono.

A una pregunta en una conferencia de prensa sobre los ejercicios Jade Helm 15 y si el Pentágono "planeaba tomar Texas", Carter dijo simplemente "no" en medio de la risa de los presentes que atestaban la sala.

Las maniobras son las más grandes a cargo del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Estados Unidos. Las fuerzas militares efectúan de manera rutinaria ejercicios de adiestramiento aéreos, terrestres y marítimos de gran escala en el mundo, a menudo con otros países.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, ha pedido a la Guardia Estatal que vigile los próximos ejercicios.

La semana pasada, más de 200 personas que abarrotaron una asamblea en el condado rural Bastrop preguntaron si el gobierno planeaba confiscar armas de fuego o imponer la ley marcial.

"Somos muy abiertos y claros sobre nuestras actividades de entrenamiento (militar) en Estados Unidos y yo debo decir que estamos muy agradecidos por el respaldo de comunidades en diversas partes de Estados Unidos", dijo Carter, y añadió que funcionarios han intentado responder a todas las dudas sobre Jade Helm.

Las maniobras de tres meses comienzan en julio con la participación de unos 1.200 soldados de fuerzas para operaciones especiales del ejército, la armada, la infantería de marina y la fuerza aérea, además de la 82da División Aerotransportada.

Los ejercicios abarcan siete estados --Texas, Arizona, Nuevo México, Utah, Mississippi, Luisiana y Florida-- y se realizarán mayormente en instalaciones militares, pero también en algunas tierras públicas y privadas remotas con aprobación de los dueños.

La realización de las maniobras en diversas localidades tiene como propósito reproducir las variadas condiciones climáticas y ambientales que las fuerzas especiales podrían enfrentar cuando se les despliegue en diversas partes del mundo y afinar sus habilidades de combate.

De acuerdo con funcionarios, no se usará municiones reales en los ejercicios, pero habrá salvas y otra pirotecnia, como granadas de humo. Los efectivos entrenarán para una variedad de misiones diurnas y nocturnas, incluidos intentos de rescate y recuperación, operaciones aéreas y desplazamientos de combate de grandes distancias.

Las sospechas sobre Jade Helm se dispararon en algunos portales conservadores y medios sociales, luego que un mapa señalara a Texas, Utah y partes de California como áreas "hostiles" para el propósito de los ejercicios.

Los entrenamientos militares a menudo incluyen simulacros de campamentos u otras instalaciones del enemigo a fin de que las fuerzas estadounidenses puedan practicar misiones de infiltración y de otro tipo.