Utah: Ofrecen recompensa por datos de mexicana desaparecida

Han pasado tres semanas desde que una joven mexicana que estudiaba en Utah desapareció misteriosamente, y ahora la policía elevó a 15.000 dólares la recompensa que ofrece por información que ayude a encontrarla.

Elena Laguna Salgado, de 26 años y originaria del estado de Chiapas, México, no ha sido vista y se desconoce su paradero desde que salió de clases de un centro de enseñanza de idiomas en Provo la tarde del 16 de abril.

La policía de Provo dice que no hay evidencia de que fue secuestrada, pero consideran preocupante que la joven no se haya comunicado con nadie.

Desde su desaparición las autoridades han estado revisando y no han detectado uso de sus tarjetas de crédito, redes sociales o correo electrónico, lo cual es extraño, dijo el teniente de policía de Provo Brandon Post.

"Simplemente se desconectó, lo cual es muy preocupante", dijo Post.

La policía dijo el jueves que con las aportaciones de una compañía local y una persona no identificada se elevó el monto de la recompensa, la cual se pagará a quien brinde información que conduzca a encontrar a la joven.

La policía ha estado recibiendo muchos tips y llamadas, pero los investigadores aún no tienen idea del paradero de Laguna Salgado y no tienen identificadas a personas de interés, dijo Post. También han entrevistado a personas que fueron a la escuela o trabajaron con ella, agregó.

"No hay evidencias sobre lo que ocurrió con ella", declaró Post, pero agregó que "está lejos de ser un caso sin resolver".

El tío de la joven, Rosemberg Salgado, exhortó a cualquiera con información sobre su sobrina a que llame a la policía, sin importar la condición migratoria en la que se encuentre. La policía está concentrada en hallar a Elena Laguna Salgado, no en entregar a personas por infringir leyes migratorias, dijo Rosemberg Salgado.

"Estamos desesperados", dijo Salgado.

Su sobrina acababa de terminar una misión mormona en México y compartía dormitorio en Provo. Tenía sólo un mes en Utah y hablaba muy poco inglés.

Sus padres, que viajaron desde Chiapas a Utah, y la exvíctima de secuestro Elizabeth Smart han efectuado conferencias de prensa en las que piden a la gente ayuda para encontrar a la joven mexicana.

La policía dice que ha estado revisando las llamadas y la información recibidas, y que da firme seguimiento a cualquier pista meritoria.

La familia y otros miembros de la comunidad han efectuado búsquedas de manera voluntaria y planean hacer otra el sábado.

"Tenemos fe en que Dios nos va a ayudar a encontrarla", dijo Rosemberg Salgado. "Tenemos la esperanza de que vamos a encontrarla muy pronto".