CIDH cesa seguimiento especial sobre Honduras

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos mantuvo el jueves a Cuba y Venezuela como las únicas naciones del hemisferio que requieren seguimiento especial.

Al presentar su informe anual, la CIDH dijo que cesará la vigilancia especial que hasta el año pasado mantuvo sobre Honduras a raíz de que la nación centroamericana acogió en diciembre pasado una visita de los siete integrantes del organismo.

La visita de una misión in loco es la condición establecida en el reglamento vigente desde 2013 para que cese el seguimiento especial sobre un país, el cual queda reseñado en el capítulo IV del informe anual.

La CIDH había colocado a Honduras bajo la lupa poco después del derrocamiento del entonces presidente Manuel Zelaya en junio del 2009.

El organismo dijo haberle notificado por anticipado a Cuba y a Venezuela que los mantendría en el capítulo IV del informe anual, pero que ninguno de los dos respondió en los plazos previstos.

La CIDH mantendrá el seguimiento especial sobre Cuba debido a la vulneración "sistemática y permanente" de derechos humanos generada por las restricciones a los derechos políticos, de asociación, libertad de expresión y de difusión del pensamiento, la falta de elecciones, la falta de independencia del poder judicial y la libertad de movimiento.

La comisión expresó su expectativa de que el acercamiento que actualmente ocurre con Estados Unidos tras medio siglo sin relaciones diplomáticas, permita a Cuba "mayores medidas de apertura a la presencia internacional en el país, incluyendo a órganos de supervisión derechos humanos".

La OEA anuló en 2009 la suspensión que había impuesto sobre Cuba en 1962, pero el gobierno cubano no ha gestionado su incorporación al organismo hemisférico.

La comisión dijo que mantendrá el régimen especial impuesto desde 2002 a Venezuela debido a que la infracción sistemática de la independencia del poder judicial se traduce en un ejercicio abusivo de poder que socava el Estado de Derecho porque permite emplear el poder punitivo del Estado para criminalizar a defensores de derechos humanos, disidentes políticos y la protesta pacífica.

El panel subrayó que en Venezuela existe un escenario restrictivo a la libertad de expresión y mucha impunidad, sumada a una gran inseguridad ciudadana y violencia en centros penitenciarios, que calificó como elementos "de especial afectación" al ejercicio de los derechos a la vida y a la integridad personal.

La CIDH acusó a Venezuela de no permitir una visita desde 2002 y de incumplir sustancialmente las sentencias emitidas por la Corte Interamericana y sus órganos de justicia.

La presidenta de la Comisión, la abogada natural de Santa Lucía y Trinidad y Tobago Rose Marie Antoine, tenía previsto presentar el informe anual ante el Consejo de Asuntos Jurídicos y Políticos (CAJP) de la OEA la tarde del jueves.

La comisión es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos cuyo mandato es promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo en la materia. Está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA y no representan a sus países de origen o residencia.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como: www.twitter.com/luisalonsolugo