Alemanes ven derrota nazi como liberación

Millones de alemanes vivieron la derrota de la Alemania nazi, de la que se cumplen 70 años el viernes, como una derrota total. Hoy, la mayoría lo ve como una liberación luego de 12 años de tiranía.

Como símbolo de ese cambio de percepción, el parlamento alemán planea una sesión especial el viernes para reflexionar sobre "un día que representa un nuevo comienzo y la doble liberación de la guerra y del nazismo".

En un sondeo la semana pasada, el 89% de los encuestados dicen que el fin de la guerra fue una liberación y el 9% una derrota. Hace una década, el 35% consideró que la caída de los nazis fue una derrota. La encuesta del instituto Forsa a personas de 18 a 85 años tuvo un margen de error de tres puntos.

La canciller Angela Merkel ya ha rendido homenaje a las víctimas de los nazis en el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich; el domingo colocará una ofrenda en la tumba de un soldado desconocido del Ejército Rojo en Moscú. El ministro del Exterior, Frank-Walter Steinmeier, partió el jueves para participar de una ceremonia en Volgogrado, antes Stalingrado, donde una victoria soviética sobre los nazis fue un punto de inflexión de la guerra.

El cambio de percepción no fue abrupto.

En un discurso al cumplirse el 40 aniversario del fin de la guerra, en 1985, el entonces presidente Richard von Weizsaecker dijo que la derrota de la Alemania nazi fue un "día de liberación". Cuando Weizsaecker murió en enero de este año, Merkel dijo que fue "una afirmación necesaria, clara y significativa para nuestra imagen como alemanes".

Otro hito importante se produjo en 2004, cuando el entonces canciller Gerhard Schroeder conmemoró el 60 aniversario del atentado fallido del coronel Claus von Stauffenberg, quien trató de matar a Hitler con una bomba oculta en un maletín. Schroeder calificó a los conspiradores de héroes, en lugar de traidores como los habían llamado los nazis.

En un mensaje por video, Merkel destacó que su generación tenía una obligación histórica que cumplir.

"Los alemanes tenemos la responsabilidad especial de ocuparnos en forma atenta, sensible y diestra de lo que hicimos en la era nazi y las heridas abiertas e intereses que persisten en otros países", dijo. "Lo comprendo plenamente".

La guerra es una presencia tan importante en la Alemania moderna que no existe el peligro de que caiga en el olvido aunque cambien las percepciones, dijo el historiador Paul Nolte.

Observó que la Revolución Francesa de hace más de 200 años sigue siendo importante en el discurso político francés, y la Guerra Civil estadounidense terminó hace 150 años pero aún permanece en el debate sobre racismo.

La era nazi seguirá siendo una parte decisiva de la historia de Alemania "aunque hayan pasado 200 años", aseguró.

_____

Kirsten Grieshaber y Geir Moulson contribuyeron a este despacho.