Miles de nepalíes rezan por las víctimas del terremoto

Miles de personas vestidas de blanco ofrecieron oraciones, flores y encendieron incienso en casas y templos el jueves como parte de un ritual hindú que señala el final del periodo de duelo de 13 días por quienes fallecieron en el potente terremoto que asoló el país el pasado 25 de abril.

Familias y amigos publicaron también mensajes de condolencia con fotografías de las víctimas en periódicos locales.

Los dolientes se reunieron entre montones de piedras, barro, ladrillos y vigas de madera que una vez formaron templos, palacios y estructuras con siglos de antigüedad y que colapsaron con el sismo, que mató a más de 7.750 personas. La principal ceremonia se celebró en las ruinas de Kastamandap, un templo del que tomó su nombre la capital del país, Katmandú.

"Hay tanta gente y tantos edificios, que todos hemos perdido en el terremoto. Estoy aquí para mostrar mi apoyo a esas familias y para decir estamos aquí para ustedes", dijo Alok Shrestha, un banquero vestido con una camiseta blanca y sosteniendo un ramo de caléndulas.

Durante el habitual duelo de 13 días, los familiares más cercanos se queda en casa, no tocan a extraños y evitan comer sal. No se permite ninguna forma de entretenimiento.

Cerca de 500 personas se reunieron en el centro histórico de Katmandú, la plaza Basantapur Durbar, cuyos templos quedaron reducidos a escombros, para ofrecer sus oraciones.

El banco central del país anunció el jueves que las personas con viviendas dañas por el temblor podrán obtener créditos con solo el 2% de interés. La tasa media de los préstamos comerciales el de alrededor del 10%.

Min Bahadur Shrestha, un responsable de la entidad, explicó en la emisora estatal Radio Nepal que la gente en Katmandú podrá obtener préstamos de hasta 2,5 millones de rupias (25.000 dólares), y de 1,5 millones rupias (15.000 dólares) fuera de la capital.

Más de un millar de ingenieros revisaron viviendas dañadas por el terremoto en la ciudad y asesoraron a la gente sobre su seguridad. Aún no está claro cuántas casas resultaron dañadas en la capital y cuántas pueden repararse.

Bhimsen Das Shrestha, un legislador de la capital dijo que el gobierno debería implementar nuevas leyes para obligar a hacer edificios preparados para resistir sismos.

"Cuando reconstruyamos estructuras en Katmandú, tenemos que considerar nuevas tecnologías en zonas propensas a terremotos", dijo.

También el jueves, un responsable de la agencia sanitaria de Naciones Unidas dijo que no se han registrado epidemias en las zonas más afectadas por el sismo ni en los campamentos donde se han instalado quienes perdieron sus viviendas.

Se reportaron algunos casos de diarrhea, algo habitual en esta época dle año, fijo Poonam Singh, subdirectora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el sudeste asiático.

Sin embargo, advirtió que podría haber problemas durante la temporada que monzones que comienza el próximo mes.

La agencia envió tiendas de tratamiento médico a 14 distritos muy afectados por el temblor, donde las clínicas quedaron destruidas, agregó.