Yemen solicita a la ONU intervención de fuerzas terrestres

El embajador de Yemen ante la Organización de las Naciones Unidas solicitó a la comunidad internacional que intervenga rápidamente con fuerzas terrestres para salvar al país de los rebeldes hutíes que han sido durante semanas el objetivo de ataques aéreos encabezados por Arabia Saudí.

Una carta enviada el miércoles al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, y que fue obtenida por The Associated Press, solicita además que organizaciones defensoras de los derechos humanos documenten lo que el embajador Khaled Alyemany calificó como "barbáricas violaciones contra una población indefensa" por parte de los hutíes.

El pedido de uso de fuerzas terrestres ocurre en momentos en que la comunidad internacional está haciendo un llamado al cese inmediato de hostilidades, o al menos a que exista una tregua por consideraciones humanitarias para entregar ayuda a los civiles atrapados en medio del combate.

Por otro lado, el nuevo enviado de la ONU a Yemen salió hacia la región el miércoles, con conversaciones agendadas para el jueves con el presidente de Yemen en Riad, capital de Arabia Saudí, en momentos en que inicia un nuevo intento de intervenir para negociar la paz. El secretario estadounidense de Estado John Kerry llegó a Riad el miércoles para buscar una pausa en el combate en Yemen.

El combate se ha convertido en una guerra subsidiaria entre Arabia Saudí e Irán, que respalda a los hutíes. La oficina de la ONU encargada de los derechos humanos dice que han muerto al menos 646 civiles en Yemen desde que comenzaron los ataques aéreos el 26 de marzo; han sido desplazadas al menos 300.000 personas.

Alyemany no hizo comentarios de inmediato sobre su carta al Consejo de Seguridad y no estaba claro qué tipo de fuerzas terrestres tiene en mente su país.

Los ataques aéreos de la coalición encabezada por Arabia Saudí iniciaron dos días después de que Yemen envió al consejo una carta similar solicitando que autorizara una intervención militar para expulsar a los hutíes y en la que pidió ayuda inmediata a las seis naciones que conforman el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico.