Jack Black muestra nueva faceta con "The D Train"

En un restaurante de Manhattan en una cena reciente, tras ordenar mejillones y elegir un vino blanco, Jack Black le dijo animadamente "grazie" a la mesera. Volteó a la expectativa, arqueó las cejas y se quedó esperando una respuesta que nunca llegó.

"No dijo 'prego''', agregó dejándose caer desanimado nuevamente en el asiento.

Black se encontraba en la ciudad para promover su más reciente película, "The D Train", una comedia negra sobre un hombre obsesionado con el estatus que organiza una reunión con sus compañeros de secundaria. Venía de grabar "Tonight Show", donde él y Jimmy Fallon hicieron una versión del video de la balada de Extreme "More Than Words".

Mientras se preparaba para comer, dijo: "Si quieres que hable debes alimentar a la bestia".

Hace cuatro años Black protagonizó "Bernie" de Richard Linklater, una comedia sobre la verdadera historia de un empelado de una funeraria en un pueblo de Texas sentenciado por homicidio. La película fue más pequeña a lo que acostumbra Black, quien ha aparecido en megaéxitos como "Kung Fu Panda", "Los viajes de Gulliver" y "Year One", pero fue aclamada. Resultó que Black es un actor de carácter excepcional.

"Dije, quiero hacer más de esas películas que son raras y agradables", dijo. "Sin dinero porque eso es lo que pasa cuando haces una película rara. Realmente estuve buscando más proyectos independientes por mi experiencia con 'Bernie'''.

Mientras tanto, Black lanzó otro disco con su banda de rock, Tenacious D, salió de gira y protagonizó un festival de comedia y música, el Festival Supreme.

Black comenzó su carrera como actor de teatro y tiene un rango mayor que el que suelen reconocerle. Puede interpretar a un rey de la pornografía en internet (en la por lo demás deslucida "Sex Tape") con la misma grandiosidad con la que habla de Sam Shepard.

Las opiniones de Black sobre la industria también son variadas.

"Seamos honestos. La he embarrado un par de veces", dijo. "Y entonces hay nerviosismo. Pero pasan tres años y llega otra ola y estoy feliz de estar en otra ola".

Además de "The D Train", que se estrena el viernes, Black protagoniza la serie de sátira de HBO "The Brink" y prestó su voz para dos películas animadas: "Goosebumps" y "Kung Fu Panda 3", que se estrena en 2016. Sigue buscando crear proyectos (como "The D Train") a través de su empresa de producción.

"La industria ha cambiado y mi lugar en ella ha cambiado", dijo Black. "Si quiero trabajar en cosas chéveres tengo que generarlas. No me voy a sentar a esperar que Paul Thomas Anderson o Quentin Tarantino me llamen, así se acaba la carrera".

Una conversación con Black podría tener una banda sonora. "Sexy Sadie" de los Beatles, "Yeezus" de Kanye West y Die Antwoord surgen en la plática; y entre las canciones que canta están "Torn and Frayed" de los Rolling Stones, "Comes a Time" de Neil Young, "Where Will the Children Play" de Cat Stevens, que Black interpretó recientemente para poyar a una organización benéfica. "Han Solo estuvo ahí", dijo en referencia a Harrison Ford. "Se acercó. Conmovido".

La esposa de Black es chelista: "Sí tocamos", dijo. En su casa en Los Angeles con sus dos hijos, Black prefiere estar apartado de los reflectores. "Me gusta nadar y poner un acetato, escuchar la mitad, llegar todo mojado, mojar el piso, cambiarlo de lado y escucharlo".

"No tengo ningún amigo famoso, por ejemplo", dijo Black, aunque recientemente fue a buscar huevos de pascua en la casa de Brad Pitt y Angelina Jolie. "Me gusta trabajar con gente con la que he trabajado, me siento muy afortunado, pero no me mantengo en contacto con ellos, vivo en una burbuja extraña".

En "The D Train", Black interpreta a su personaje posiblemente menos agradable, "un idiota total", dice. Para atraer al tipo más popular (James Marsden) a la reunión, dice una mentira tras otra hasta que esto lleva al rumor de un encuentro bisexual.

"School of Rock" sigue siendo la película más famosa de Black. En ella es explosivo, dulce, un tornado de entusiasmo siempre en movimiento. Pero "The D Train" y "Bernie" apuntan en una nueva dirección.

"Lo que me llevo de esto es: deja de preocuparte de lo que la gente piense de ti", dijo sobre "The D Train". "Siempre me preocupo y digo 'Dios mío, espero que esto sea un éxito, espero gustarle a la gente. El estrés viene de que si esto no funciona, quizá no vuelva a trabajar. Eso nunca se me quita".

Al hablar con la mesera Black descubre que es de Estonia. "Me da gusto que lo hayamos aclarado", dijo. "Porque me hubiera quedado toda la noche pensando en eso". Pero al beber su aperitivo tras la cena lo intenta una vez más. Y esta vez la chica finalmente le responde.

"Perfecto. Nos podemos ir", dijo. "Me dijo 'prego'''.