Informe: Grupo EI deja 2,2 millones de desplazados en Irak

Los conflictos y la violencia en el mundo provocaron que en el 2014 hubiera una cifra total de 38 millones de desplazados en todo el mundo, entre ellos 2.2 millones de iraquíes obligados a huir del grupo Estado Islámico, dijo un grupo humanitario noruego en un informe dado a conocer el miércoles.

Las conclusiones del estudio del Centro de Seguimiento de Desplazamientos Internos del Consejo Noruego para los Refugiados son apoyadas por la agencia de la ONU que se ocupa de los refugiados.

En una declaración conjunta, indicaron que 11 millones adquirieron este estatus el año pasado, en su mayoría a consecuencia de los conflictos en Siria, Irak, Sudán del Sur, Nigeria y República Democrática del Congo, que suponen un 60% de los nuevos desplazados. La cifra equivale a 30.000 desplazados diarios.

"Estas son las peores cifras de desplazamientos forzados en una generación, lo que indica una falla completa en la protección de civiles inocentes", dijo Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados.

El aumento de 4,7 millones en comparación con 2013 viene en lo fundamental del Medio Oriente y África.

Los civiles iraquíes fueron los más desplazados en 2014, y al menos 2,2 millones huyeron del grupo Estado Islámico a partir de junio del año pasado. A ello siguieron intensos combates entre los milicianos suníes y fuerzas iraquíes, combatientes curdos y milicianos chiíes.

Siria tiene el mayor número de desplazados internos, 7,6 millones, debido a la guerra civil, que ya está en su quinto año. En 2014, al menos 1,1 millones de sirios fueron desplazados. Más de 220.000 personas han perdido la vida y 1 millón fueron heridas en el conflicto.

Además, el grupo extremista Boko Haram en el noreste de Nigeria desplazó a cientos de miles de personas, equivalente a tres cuartas partes de por lo menos 975.300 desplazados allí.

El informe indicó que por primera vez en más de una década en Europa ocurrió un desplazamiento forzado masivo provocado por la guerra en Ucrania, donde 646.500 personas huyeron de sus hogares el año pasado.

Volker Türk, alto comisionado adjunto encargado de protección de la ONU, dijo que mientras más tiempo duran los conflictos, más probabilidades existen de que esas personas se conviertan en refugiados.

"Como hemos visto en el pasado reciente, por ejemplo en el Mediterráneo, la desesperanza lleva a las personas a correr riesgos", dijo Türk.