Honra fúnebre en Valle del Silicio a popular ejecutivo

Líderes de la industria de la tecnología y otros amigos del Valle del Silicio se reunieron el martes para una honra fúnebre a David Goldberg, un popular ejecutivo y esposo de la autora de "Lean In", Sheryl Sandberg.

El presidente Barack Obama extendió sus condolencias en un mensaje colocado en Facebook esta semana, uniéndose a varios afamados personajes del Valle del Silicio, incluido el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, amigo cercano tanto de Goldberg como de Sandberg, quien es directora de operaciones de la red social.

"Sus habilidades como emprendedor crearon oportunidades para muchos; fue un gozo contemplar su amor por su familia, y su ejemplo como esposo y padre fue algo de lo que todos podríamos aprender", escribió Obama en la página de Facebook de la Casa Blanca. El mensaje originó agradecimientos en línea de Sandberg, quien describió su relación con Goldberg como una "sociedad 50-50" en su libro de 2013 sobre los retos que enfrentan las mujeres que trabajan.

Goldberg, de 47 años, falleció el viernes debido a un traumatismo craneal grave cuando se ejercitaba durante unas vacaciones familiares en la ciudad turística de Puerto Vallarta, México. Al parecer cayó de una caminadora y se golpeó con la máquina, dijo un funcionario mexicano.

Bajo un cielo soleado el martes, dolientes fluyeron al interior de un auditorio de 1.700 asientos de la Universidad de Stanford, en el corazón del Valle del Silicio, donde la familia estaba realizando una ceremonia privada. Se dijo que una invitación por correo electrónico pidió a los hombres que asistieran sin corbata porque Goldberg odiaba usarlas.

Goldberg, quien apoyaba mucho a su esposa, con frecuencia era presentado en los medios nacionales como el esposo de Sandberg después de la publicación del libro de ella en el que alienta el diálogo público respecto a las mujeres que trabajan y la necesidad de que los hombres apoyen a sus esposas compartiendo deberes del hogar.

Pero para muchos en el Valle del Silicio, Goldberg también era conocido como un emprendedor, inversionista y mentor que compartía generosamente consejos de negocios. Era el director general de SurveyMonkey, un servicio en internet para gente que quiere realizar cuestionarios y encuestas, y a él se atribuye supervisar el crecimiento de la compañía hasta alcanzar su valor actual de 2.000 millones de dólares.

"Él era una cruza perfecta entre un osito de peluche y un tigre", escribió la ex presidenta de Yahoo, Sue Decker, en una página de tributo a Goldberg, una descripción en la que estuvieron de acuerdo otros que lo conocieron.