Funcionarios griegos piden adelanto para pagar deuda

Mientras ministros del gobierno griego se encuentran desperdigados por países de la Unión Europea en una misión de buena voluntad, el máximo funcionario económico de la Unión Europea dijo que espera que Atenas y su acreedores logren un "avance importante" para el próximo lunes y alcancen una solución para mantener al país a flote y dentro de la zona euro.

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos, Financieros, Fiscales y Aduanales de la Unión Europea, habló de las prolongadas negociaciones del rescate con el ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis en Bruselas el martes, en momentos que país enfrenta la posibilidad de caer en bancarrota en las próximas semanas.

Los ministros de Grecia y la eurozona se reunirán el 11 de mayo, un día antes que Atenas tenga que cubrir un pago de 750 millones de euros al Fondo Monetario Internacional, aunque hay incertidumbre de que pueda hacerlo.

"Espero que antes del 11 de mayo, exactamente en una semana, estemos en capacidad de ver un buen avance en nuestras discusiones", dijo Moscovici. "Esa es la señal que todos esperan, tanto Grecia como sus socios".

Sin embargo, Alemania, el principal acreedor de Grecia, indicó que cree que el plazo del 11 de mayo es optimista.

"Soy escéptico de que podamos resolverlo el lunes, pero no lo descarto", dijo el ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble a un grupo de periodistas en Berlín.

Agregó que las conversaciones han sido más constructivas que en el pasado, pero el plazo para alcanzar un acuerdo aún es incierto. Schaeuble también rechazó información en el sentido de que el FMI dijo a ministros de Finanzas de la eurozona que Grecia necesitaría una reducción de su deuda.

Mientras Varoufakis viajaba de Atenas París y Bruselas, el viceprimer ministro Yannis Dragasakis acudió a Francfort para reunirse con el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Los acreedores internacionales presionan al gobierno griego para que haga reformas económicas y tome medidas de presupuesto antes de que les entreguen los 7.200 millones de euros de su fondo de rescate.

___

Elena Becatoros en Atenas y David Rising en Berlín contribuyeron a este despacho