Irak envía tropas a refinería en choques con Estado Islámico

El gobierno de Irak aceleró el envío de refuerzos a la refinería clave de Beiji, en el norte del país, en medio de fuertes combates con insurgentes del grupo extremista Estado Islámico, que llevan meses intentando tomar las instalaciones, dijeron el martes funcionarios iraquíes.

Durante su aparición en la televisión estatal, el general de brigada Saad Maan, vocero del Ministerio del Interior, negó que la milicita radical hubiese tomado partes de la refinería, la más grande del país, como informaron algunos medios locales.

Además de por su importancia comercial, Beiji está en la ruta hacia Mosul, la segunda ciudad del país y el principal bastión del grupo Estado Islámico en Irak. Si las fuerzas locales esperan retomar el control de la ciudad, deben asegurar Beiji -- escenario de tenaces enfrentamientos durante meses.

Ammar Hikmat, vicegobernador de la provincial de Salahudin donde se ubica la infraestructura, dijo a la Associated Press que las tropas que controlan la refinería están mermadas desde el lunes, cuando tuvo lugar una oleada de ataques suicidas perpetrados con vehículos blindados llenos de explosivos.

El gobierno ha dicho en varias ocasiones que la refinería está controlada, pero los insurgentes han contraatacado en repetidas ocasiones.

Un vocero del gobierno provincial, Adel al-Samaraie, dijo que los insurgentes controlan al menos la mitad de las instalaciones y que buscan cortar la línea de abastecimiento a las asediadas tropas que guardan el resto.

"Están avanzando y tomando muchas zonas", dijo al-Samaraie a la Associated Press en una entrevista telefónica, refiriéndose a los insurgentes.

La televisión estatal iraquí dedicó un programa de una hora el martes a asegurar que la refinería seguía en manos del gobierno. Maan aseveró que "es imposible que los insurgentes tomen la refinería".

En los últimos días, el gobierno iraquí ha condenado lo que describió como propaganda de guerra del grupo Estado Islámico, que exagera sus avances. La milicia radical, que controla grandes zonas del norte y el oeste del país, publicó comunicados en internet apuntando que controla la mayor parte de la infraestructura.