Una polémica ley de vigilancia llega a Parlamento de Francia

El Parlamento francés tenía previsto votar el martes una ley para legalizar una amplia vigilancia de los sospechosos de terrorismo, un proyecto que ha indignado a los defensores de la privacidad y otras personas.

Una de las medidas más sensibles de la ley permitiría a los servicios de inteligencia reunir información de comunicaciones digitales que luego quedaría sujeta a análisis para buscar posibles comportamientos sospechosos. Esta información, conocida como metadatos, sería anónima. Pero los agentes de inteligencia podrían solicitar permiso de un comité independiente para ahondar en sus pesquisas, lo que podría revelar la identidad de los usuarios.

La ley que llega el martes al Parlamento se propuso mucho antes de los atentados de extremistas islámicos del pasado enero. Sin embargo, los defensores de la medida aseguran que aprobarla se hace más urgente con cada persona que se radicaliza.

Los detractores del texto afirman que legaliza métodos de vigilancia muy intrusivos sin garantías de libertad y privacidad individual.