Presidenta argentina abogó por fin de conflicto en Colombia

La solución al conflicto armado en Colombia es el último paso para que América del Sur se convierta en un ejemplo a seguir en un mundo lleno de disputas étnicas y religiosas, dijo el lunes la presidenta argentina Cristina Fernández.

La mandataria formuló estas declaraciones durante un acto en Casa de Gobierno en el cual descubrió cuadros de su esposo y antecesor Néstor Kirchner, y del expresidente venezolano Hugo Chávez, ambos fallecidos, en la llamada galería de los patriotas latinoamericanos.

"Nos falta un cachito (muy poco); nos falta lograr la paz definitiva en Colombia, en suelo colombiano para que toda la UNASUR, para que toda la América del Sur, sea el ejemplo a imitar en el mundo, en este mundo atravesado por conflictos étnicos, religiosos y de toda índole", dijo la mandataria.

"Yo estoy segura que lo vamos lograr, porque todos y cada uno de nosotros estamos comprometidos que cada uno de nuestros países sea un territorio de paz", apuntó Fernández, escoltada por el secretario general de Unasur, el expresidente colombiano Ernesto Samper, y por el exsecretario del organismo y excanciller venezolano Alí Rodríguez.

La violencia armada en Colombia ha dejado más de 200.000 muertos y más de 5 millones de desplazados.

Fernández también destacó las figuras de Kirchner y Chávez, quienes "no fueron hombres de la comodidad; vinieron a este mundo a incomodar a los poderosos, a los poderes establecidos, a desafiar las reglas, vinieron a encender el fuego, los buenos fuegos de la igualdad, del pueblo, no los que incendiaron pueblos con sirenas y represión".

Kirchner, primer secretario general de Unasur, falleció en 2010. Chávez murió en 2013.