Curry tiene nuevo cartel: el Más Valioso de la NBA

Algunos decían que era demasiado pequeño. Otros que era demasiado frágil.

Ahora todos tendrán un nuevo cartel que pegarle a Stephen Curry: "Más Valioso".

El armador de los Warriors de Golden State fue elegido el lunes el Jugador Más Valioso de la NBA, superando con cierta holgura a James Harden, de Houston, que quedó segundo.

Curry fue la primera selección de 100 de los 130 periodistas que participaron en la votación y sumó 1.198 puntos, contra los 936 de Harden, que figuró primero en 25 papeletas. LeBron James, de Cleveland y quien se llevó este premio cuatro veces, quedó tercero con 552 puntos y los otros cinco primeros lugares.

Russell Westbrook, de Oklahoma City Thunder, fue cuarto con 352 unidades y Anthony Davis, de los Pelicans de Nueva Orleans, quedó quinto con 203.

De la mano de Curry, los Warriors sumaron 67 victorias, más que nunca en su historia, y el armador se confirmó como uno de los jugadores más espectaculares de la liga.

Curry no pudo contener el llanto cuando recibió el trofeo Maurice Podoloff en una atestada sala de conferencias situada en el complejo de entrenamientos de los Warriors en el centro de Oakland.

No podía darle crédito a la noticia de que había ganado el máximo laurel individual de la liga.

Y es que Curry se había sentido de esta forma en el pasado, con todos los obstáculos que debió sortear para entreverarse en la élite de la NBA. Los cuestionamientos si un jugador surgido de Davidson College, una universidad de modesto perfil, podría brillar en la liga. Su tormento con una rebelde lesión en el tobillo derecho.

Todo eso quedó enterrado en el pasado. Curry podía dar rienda suelta a la celebración.

"Pasé por buenos y malos momento. A veces quería parar. Momentos en los que todo el sacrificio que ponías valía la pena", declaró el armador. "Me siento bendecido y agradecido por estar en esta situación".

La familia de Curry fue la que se encargó de darle la noticia en su casa luego de la victoria de Golden State sobre Memphis en el primer juego de las semifinales de la Conferencia del Oeste.

Seth, su hermano que también juega básquetbol, le hizo entrar a una sala donde todos los presentes lucían camisetas con el logo de "MVP" y sacaban fotos.

Al rato se sentó en una silla durante 10 minutos para reflexionar sobre su carrera.

Pocos discuten sus méritos.

Luego de un entrenamiento por la mañana, James dijo que Curry es la principal razón por la que los Warriors se han convertido en un equipo de cuidado.

"Todo gira en torno a él", declaró. "Tuvo una temporada increíble. Se lo tiene muy merecido. Me encanta que otro chico nacido en Akron, Ohio, sea el Más Valioso".

James nació en Akron, lo mismo que Curry. Este último, sin embargo, pasó su infancia en Charlotte, Carolina del Norte, donde inició su carrera a la sombra de la de su padre, Dell Curry, quien también jugó en la NBA.

A pesar de ello, las grandes universidades no le ofrecieron becas por considerar que era demasiado pequeño. Curry no se entregó, empezó a jugar de armador y demostró que puede tirar, eludir rivales y distribuir el balón tan bien como el mejor.

En un deporte de jugadores altos, Curry, que mide 1,92 metros (seis pies tres) y pesa 86 kilos (190 libras) controla el juego.

Dos operaciones en el talón de la pierna derecha hicieron que surgiesen dudas acerca de su físico. De todos modos, Golden State le dio un contrato de cuatro años y 44 millones de dólares en el 2012, que hoy resulta una ganga.

Curry superó su propio récord de triples al encestar 286, 16 más que la previa marca. Es dueño de tres de las cinco temporadas con más triples que ha habido en la historia de la NBA.

Tuvo un promedio de 23,8 puntos, con 7,7 asistencias, 4,3 rebotes recuperados y dos robos. Su porcentaje general de aciertos en sus disparos es del 48,7% y el de triples de 44,3%.

Curry es el primer "MVP" de la franquicia desde Wilt Chamberlain en 1960, cuando los Warriors jugaban en Filadelfia.