Obama: "Existen consecuencias para la indiferencia"

En una respuesta profundamente personal al estallido de protestas racialmente motivadas, el presidente Barack Obama culpó el lunes a la falta de oportunidades en las comunidades de minorías y al trato diferenciado que dan policías blancos a hombres negros e hispanos de alimentar una percepción de "injusticia e impotencia".

El primer mandatario de raza negra del país hizo un llamado a una movilización nacional para revertir inequidades y dijo que la causa seguirá siendo una misión para el resto de su presidencia y su vida. "Hay consecuencias para la indiferencia", señaló Obama.

Ayudando al lanzamiento de una fundación de asistencia a jóvenes de minorías, Obama dijo que el catalizador de las protestas en Ferguson, Missouri, y en Baltimore fueron las muertes de hombres negros jóvenes "y una percepción de que la ley no siempre es aplicada con igualdad en este país".

"Ellos tienen la vivencia de ser tratados de manera diferente por la fuerza judicial; en detenciones viales y en arrestos, y en cargos y encarcelamientos", enfatizó Obama. "Las estadísticas son claras, a lo largo y a lo ancho del sistema de justicia. Eso no está en discusión".

La nueva organización, My Brother's Keeper Alliance, es resultado de la iniciativa de Obama con un año de existencia denominada My Brother's Keeper, la cual se ha enfocado en políticas del gobierno federal y subvenciones diseñadas para incrementar el acceso a educación y empleo.

Aunque el esfuerzo antecede a las tensiones en Baltimore que estallaron después de la muerte de Freddie Gray por una lesión sufrida cuando estaba bajo custodia de la policía, la significancia de la nueva alianza del sector privado ha sido magnificada por el reflector que pusieron los disturbios en la ciudad sobre barrios de minorías de ingreso bajo. "Casi en todas las mediciones, las oportunidades de vida para el hombre joven negro promedio es peor que las de sus pares (de otra raza)", dijo Obama.

"La gente que vive en esas comunidades, y en especial la gente joven que vive en esas comunidades, podría aprovechar alguna ayuda para cambiar esas probabilidades", dijo el presidente.

A pesar de su crítica a las inequidades en justicia penal, Obama elogió a los policías que arriesgan sus vidas en el cumplimiento del deber y distinguió a Brian Moore, un policía de 25 años de edad de la ciudad de Nueva York, quien recibió un balazo en la cabeza durante el fin de semana mientras intentaba detener a un hombre sospechoso de portar una pistola. El mandatario dijo que la policía "merece nuestra gratitud y nuestras oraciones, no sólo hoy sino todos los días. Ellos tienen un trabajo difícil".

"Pedimos a la policía que ingrese a comunidades donde no existe esperanza", señaló. "Tarde o temprano ocurre algo debido a la tensión entre sociedad y estas comunidades, y la policía está justo en la línea de frente de esto".

___

Kuhnhenn reportó desde Washington.