Gobierno argentino anuncia reducción de impuesto al salario

El gobierno argentino anunció el lunes una reducción en el impuesto a los salarios en momentos en que los sindicatos intensificaron sus críticas a ese tributo y amenazan con huelgas.

La medida, anunciada por el ministro de Economía Axel Kicillof en conferencia de prensa, afecta a los sueldos de entre 15.000 y 25.000 pesos (1.680 a 2.800 dólares).

El funcionario dijo que con esta medida se verá beneficiado 68% de los trabajadores que pagan el llamado Impuesto a las Ganancias, que se aplica a todos los salarios por encima de los 15.000 pesos.

"La reducción es mayor cuanto menor es el sueldo; se está mejorando la escala, de forma tal que el que menos gana, pague menos", dijo el ministro.

Varios gremios que han protagonizado en los últimos meses paros en reclamo de mejoras en los ingresos de los trabajadores en momentos en que la inflación ronda 29%, según estimaciones de analistas privados, exigen la erradicación de este tributo al que consideran un "impuesto al trabajo".

Según Kicillof, la reducción anunciada representa "para los (trabajadores) casados en términos de sueldo de bolsillo un aumento de 6% y para los solteros de 5%".

"El impuesto hoy afecta a 11,3% del total de los asalariados registrados, solamente ellos pagan el impuesto", afirmó el ministro, quien negó que el tributo "se lleve el 30% del salario y que sea el más alto de la región" como sostienen los gremios.