Canciller israelí pasa a la oposición

Los esfuerzos del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu para construir una coalición sufrieron un fuerte revés el lunes con el anuncio del canciller de que va a renunciar y sumarse a la oposición.

Avigdor Lieberman dijo que su partido secular y nacionalista no podía ser miembro del gobierno después de los acuerdos que logró Netanyahu con corrientes religiosas ultraortodoxas.

Netanyahu tiene plazo hasta el miércoles para conformar una coalición en el parlamento de 120 bancas. Lieberman, dos veces ministro del Exterior, ha sido un aliado crucial de Netanyahu durante años.

"Nuestro dilema era entre los principios y las bancas, me complace que hayamos resuelto conservar nuestros principios y ceder nuestras curules", dijo Lieberman a su partido Yisrael Beitenu. "He resuelto renunciar a mi puesto de ministro del Exterior".

El otrora poderoso partido de Lieberman se vio reducido a seis bancas en las elecciones de marzo. Faltando Yisrael Beitenu, se prevé que Netanyahu tendrá una mayoría ínfima con 61 bancas, lo cual lo hará vulnerable a los reclamos de sus socios.

La semana pasada, Netanyahu obtuvo dos socios, el centroderechista Kulanu dirigido por el influyente Moshe Kahlon, quien hace sus primeras armas en la política, y el ultraortodoxo Judaísmo Unido Torá. El acuerdo con este último incluye concesiones a quienes evitan el servicio militar por motivos religiosos, según trascendió.

Se prevé que Netanyahu buscará asociarse con el Shas, otro partido ultraortodoxo, y con el partido nacionalista Hogar Judío.

No estaba claro en principio quién sucederá a Lieberman en la cancillería.