Nueva Jersey: Ex aliados de gobernador se declaran inocentes

Dos ex aliados del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, se declararon inocentes el lunes de presunta participación en los cierres por motivos políticos de varios carriles del muy transitado puente George Washington en 2013.

El puente es una de las principales vías de acceso a Nueva York desde Nueva Jersey, y su cierre parcial provocó enormes embotellamientos.

La ex subsecretaria de Gobernación, Bridget Kelly, y el ex jefe de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, Bill Baroni, presentaron las declaraciones por intermedio de sus abogados al darse a conocer la instrucción de cargos tras un año de investigaciones.

"Jamás arriesgaría mi carrera, mi trabajo y mi reputación por algo así", dijo Baroni después de la breve audiencia. "Soy un hombre inocente".

Kelly no habló con la prensa el lunes, pero dijo que era inocente en una conferencia de prensa el viernes.

Se les otorgó la libertad bajo fianza de 150.000 dólares y la jueza Susan Wigenton fijó como fecha provisoria de inicio del proceso el 7 de julio.

David Wildstein, ex condiscípulo de Christie en la secundaria que tuvo un alto cargo en la Autoridad Portuaria, se declaró culpable de dos cargos criminales. Confesó que ayudó a planificar el cierre de los carriles en Fort Lee, en el acceso al puente más transitado del mundo, como represalia al alcalde demócrata de ese municipio por no apoyar la reelección de Christie, que es republicano.

Christie no ha sido implicado en el caso penal.

El gobernador, que trata de recuperar el impulso para su prevista aspiración a la candidatura presidencial, aparentemente fue sobreseído de cualquier presunción de haber participado en el plan, pero los cargos presentados por la fiscalía federal en Nueva Jersey lo tocan de cerca.

Según encuestas recientes, muchos piensan que participó personalmente del plan o al menos no ha revelado todo lo que sabe. También revelan que su índice de aprobación en el estado es el más bajo de todo su mandato.