El déficit de cuenta corriente en el comercio de Estados Unidos se redujo en el trimestre entre abril y junio a su nivel más bajo en casi tres años.

El Departamento de Comercio dijo que el déficit de cuenta corriente se redujo a 98.900 millones de dólares en el segundo trimestre, una caída de 5,7% con respecto al del primer trimestre, que se ubicó en 104.900 millones.

El déficit fue el más bajo desde un desequilibrio de 93.800 millones de dólares en el tercer trimestre de 2009, un período en el que la Gran Recesión había reducido la demanda de bienes extranjeros.

La cuenta corriente es la medida más amplia para medir el comercio de un país. Hace un seguimiento no sólo de la venta de bienes y servicios, sino también de los flujos de inversión.

La mejora en el segundo trimestre representó una caída en el déficit por bienes y aumentos de los superávit en materia de servicios e ingresos por inversiones.