Patriarca de ultraderecha gala pasa por comité disciplinario

El hombre que durante casi cuatro décadas lideró la formación francesa de ultra derecha Frente Nacional podría estar ahora en la vía rápida a la caída en desgracia.

Jean-Marie Le Pen comparecía el lunes ante un comité disciplinario del partido por un comentario antisemita, en lo que podría ser la culminación de una disputa familiar con mucho en juego. Estrellas en alza en el partido --en especial su hija, actual líder de la formación-- quieren que el patriarca deje de hablar.

Marine Le Pen ha hecho campaña para transformar el partido anti inmigración, desde paria político a opción poco agresiva para los votantes, con la vista puesta en las elecciones presidenciales de 2017.

El partido no ha anunciado de forma pública a que sanciones podría enfrentarse Jean-Marie. El proceso disciplinario comenzó por sus declaraciones minimizando el Holocausto, algo por lo que fue condenado en el pasado, y por elogiar al gobernante francés de la Segunda Guerra Mundial Philippe Petain, que colaboró con los nazis.