Kerry promete estrechar lazos con Sri Lanka

En la primera visita de un secretario de estado norteamericano a Sri Lanka una década, John Kerry elogió las reformas democráticas que promueve el gobierno y prometió estrechar lazos con la nación del sur de Asia que ocupa un sitio estratégico en el vasto océano Indico.

El jefe de la diplomacia estadounidense arribó a Colombo por la mañana, donde se reunió sucesivamente con el ministro del Exterior, Mangala Samaraweera, y con el presidente Maithripala Sirisena. En las próximas horas preveía reunirse con dirigentes de la minoría tamil.

El gobierno de Sri Lanka, resuelto a poner fin a largos años de aislamiento internacional debido a su guerra prolongada con los separatistas tamiles, recibió a Kerry con alfombra roja, bandas de música y bailarinas.

"En este proceso de restauración de su democracia, el pueblo estadounidense los respalda", declaró Kerry.

"Queremos ampliar y profundizar nuestra sociedad con ustedes", dijo, y añadió que comenzará un diálogo anual en el cual funcionarios de Comercio y el Tesoro estadounidenses brindarán ayuda técnica al gobierno de Sri Lanka.

Samaraweera dijo que la visita de Kerry "señala el retorno de nuestra pequeña nación insular al centro de la escena de los asuntos internacionales". Prometió que Sri Lanka será "una democracia parlamentaria cabal" y un "paraíso para los inversores".

Sirisena venció en disputadas elecciones en enero al entonces presidente Mahinda Rajapaksa con la promesa de reformar un sistema considerado autócrata y sofocante para las minorías. Días atrás el Parlamento votó casi por unanimidad aprobar el proyecto de Sirisena de recortar los poderes de la presidencia, que Rajapaksa había ampliado enormemente.

Alentado por el nuevo clima, Washington logró aplazar por seis meses la publicación de un informe de la ONU sobre posibles crímenes de guerra del gobierno de Colombo. Se espera próximamente la visita del comisionado de la ONU para los derechos humanos.

El ex secretario de Estado Colin Powell visitó el país a comienzos de 2005, poco después del tsunami en el Océano Índico.