Activistas: Gobierno sirio ataca con gas cloro

Ataques presuntamente con gas cloro por helicópteros del gobierno sirio dejaron 40 heridos y un niño muerto en el noroeste del país, dijeron activistas el sábado, un día después de que un organismo internacional que vigila el uso de armas químicas se declaró dispuesto a investigar una serie de denuncias.

El grupo Defensa Civil Siria difundió videos en los cuales se ve a paramédicos y vecinos llevar niños a un hospital mientras tosen y jadean por falta de aire en Saraqeb, una población en la provincia de Idlib. Un video desde Nareb muestra a un paramédico recibiendo oxígeno después de rescatar gente en otro ataque. Una coalición de grupos insurgentes en Idlib registró avances contra las fuerzas leales al presidente Bashar Assad.

Los videos parecían auténticos y se correspondían con lo averiguado por periodistas de la Associated Press.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que se basa en una red de activistas en el terreno, dijo que los ataques durante la noche dejaron al menos 40 civiles heridos, incluidos varios niños. El Observatorio con sede en Gran Bretaña dijo que según funcionarios médicos en Nareb, un niño murió por causas que no estaban claras. Los Comités Coordinadores Locales, otro grupo activista, también informó sobre el presunto ataque químico en Saraqeb.

La prensa estatal siria no mencionó los ataques.

El cloro fue utilizado por primera vez como arma química durante la Primera Guerra Mundial. Puede provocar la muerte por asfixia.

La mayoría de las naciones prohibieron su uso bélico bajo el Protocolo de Ginebra de 1925. Estados Unidos y otros países han acusado al gobierno de Assad de lanzar cloro desde helicópteros, ya que ninguna otra fuerza beligerante los está usando. Las fuerzas gubernamentales culpan a los rebeldes.

En la víspera, la AP obtuvo un informe de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas según el cual está dispuesto a enviar un equipo para investigar las diversas denuncias de ataques con cloro, pero para ello se requiere la aprobación del gobierno.

Por otra parte, rebeldes cañonearon distritos en poder del gobierno en la disputada ciudad norteña de Alepo, con un saldo de 22 civiles muertos y 45 heridos en aparente represalia por la muerte de un líder rebelde el día anterior, informó la televisión estatal siria.

La televisión informó que el cañoneo mató a ocho miembros de una familia. La agencia noticiosa estatal informó que de acuerdo con un funcionario policial no identificado tres de los muertos eran niños. El funcionario dijo que los proyectiles cayeron en una zona residencial, donde dañaron viviendas, tiendas y automóviles.

El Observatorio dijo que los ataques rebeldes dejaron 10 muertos. Añadió que la cifra de muertos probablemente aumentará porque varios heridos se encontraban en estado crítico.

No fue posible conciliar las cifras de bajas, pero estas discrepancias son frecuentes inmediatamente después de los ataques.