Latinoamericanos protestan en Día del Trabajo

Miles de trabajadores latinoamericanos invadieron las calles el viernes para protestar contra la corrupción y las políticas neoliberales.

No ha habido festejos por el Día Internacional de los trabajadores, pero sí muchas críticas para los gobiernos.

Los guatemaltecos salieron a marchar con una petición particular: poner fin a la corrupción que aqueja al gobierno actual.

Al grito de "Que renuncien ya", trabajadores, estudiantes universitarios y activistas marcharon por varias calles de la capital guatemalteca para exigir la renuncia de la vicepresidenta Roxana Baldetti, quién ha sido vinculada a un caso de corrupción que generó una grave crisis de credibilidad en el gobierno del general Otto Pérez Molina.

"La movilización es importante... en un país como este desolado, de pobreza, de desigualdad y profunda inestabilidad política", dijo Renzo Rosal, director de incidencia política de la Universidad Landívar.

En Paraguay, unos 6.000 militantes de centrales obreras y campesinas al gobierno por lo que denominaron su política neoliberal en detrimento de los empleados. El presidente Horacio Cartes difundió el mensaje de que se está esforzando por crear las condiciones adecuadas para los trabajadores.

Teodolina Villalba, presidenta de la Federación Nacional Campesina, dijo en idioma guaraní a The Associated Press que "nuestro principal reclamo es el escaso interés del gobierno hacia el desarrollo rural y en especial la agricultura familiar cuyos productos no tienen mercado".

Aldo Snead, secretario de la Central Unitaria de Trabajadores, expresó durante su discurso que "no tenemos nada que celebrar este 1 de mayo porque el gobierno no autoriza el incremento del salario mínimo por 8 horas de trabajo diario (actualmente es equivalente a 340 dólares)".

"Existe un pueblo descontento hacia la gestión del gobierno", acotó.