Policías del Capitolio olvidaron armas en los baños

Los legisladores exigieron respuestas el viernes después de una versión de que los policías del Capitolio olvidaron tres veces este año sus armas en el baño del edificio.

"El hecho de que armas peligrosas quedaron sueltas, potencialmente al alcance del público general, es inaceptable", dijo una declaración de los representantes Candice Miller, republicana, y Robert Brady, demócrata.

"Buscaremos una información completa sobre estos incidentes, cómo ocurrieron, que acción correctiva se tomó y cómo evitaremos un caso similar en el futuro", dijeron.

Miller preside el Comité de Administración en la Cámara de Representantes y Brady es el demócrata de mayor rango en el panel. El comité supervisa la seguridad en la cámara baja.

El periódico Roll Call, que fue el primero en reportar los incidentes, dijo que una de las pistolas fue hallada por un niño. Agregó que las otras las encontraron empleados del Capitolio.

Un arma la olvidó un miembro de la escuadra de seguridad del líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, y otra un agente que protege al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, según la publicación.

Las oficinas de ambos remitieron las preguntas del incidente a la policía del Capitolio.

La portavoz de la policía del Capitolio, teniente Kimberly Schneider, dijo que el departamento toma muy seriamente toda falla de seguridad, pero se negó a formular declaraciones sobre incidentes específicos.

"Toda cuestión disciplinaria es investigada y revisada minuciosamente y los empleados son responsabilizados por su conducta", dijo Schneider en un correo electrónico. "Dependiendo de la naturaleza y gravedad de la trasgresión, los antecedentes del empleado y otras consideraciones, se aplica una pena adecuada, que puede incluir el despido".

Acotó que "el departamento no discute rutinariamente cuestiones internas de su personal para mantener la integridad del departamento".