Mueren 3 saudíes, docenas de yemeníes en choques de frontera

Tres soldados saudíes y "docenas" de yemeníes chiíes rebeldes murieron durante la noche del viernes tras un ataque transfronterizo de los rebeldes y sus aliados sobre el reino vecino, indicó el Ministerio saudí de Defensa.

El ataque del viernes por la noche iba dirigido contra "puestos fronterizos y puntos de control" en la provincia sureña de Najran, según un comunicado del Ministerio. Las tropas de tierra saudíes repelieron el ataque con apoyo de aviones de combate, añadió el texto.

Una coalición liderada por Arabia Saudí, formada en su mayoría por países árabes suníes, bombardea Yemen desde hace más de un mes para frenar el avance de los rebeldes que tomaron la capital de Yemen, Saná. Los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, están aliados con unidades militares y de fuerzas de seguridad leales al derrocado ex presidente Ali Abdulá Saleh.

El presidente respaldado por Occidente, Abed Rabo Mansur Hadi, huyó de la capital este año después de que los rebeldes lo colocaran bajo arresto domiciliario. Hadi estableció brevemente una capital provisional en la ciudad portuaria de Aden, en el sur del país, pero luego huyó del país ante el avance rebelde sobre Adén. Ahora opera desde la capital saudí, Riad.

Pese a más de un mes de ataques aéreos, la campaña no ha tenido un gran éxito en frenar el avance rebelde en el sur de Yemen. Sin embargo, el gobierno saudí asegura que su coalición ha destruido buena parte del arsenal de misiles y armas pesadas de los hutíes.

Más de 500 civiles yemeníes han muerto, entre ellos más de 100 niños, en los ataques aéreos y la violencia, según cálculos de Naciones Unidas. Pero el gobierno de Hadi estima la cifra de víctimas civiles en más de 1.000 personas.