Colombia: la demanda de Nicaragua es "infundada"

El gobierno colombiano calificó el miércoles como improcedente, inamistosa y temeraria la demanda de Nicaragua respecto de aguas y tierras sobre el archipiélago colombiano de San Andrés y Providencia.

"Consideramos esta demanda como una demanda improcedente, como una demanda infundada, como una demanda inamistosa, como una demanda temeraria, una demanda sin ninguna posibilidad de éxito", dijo el presidente Juan Manuel Santos desde la isla de San Andrés, a 1.780 kilómetros al norte de Bogotá.

El gobierno de Nicaragua presentó el lunes una nueva demanda contra Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en la cual solicita al máximo tribunal que defina exactamente la frontera de ambos países en el Mar Caribe más allá de las 200 millas náuticas de plataforma continental.

"Nosotros rechazamos en forma vehemente esta nueva demanda, que está pidiendo la plataforma extendida que ya la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya le había negado. Nuestra plataforma va de San Andrés, en donde estamos, hasta Cartagena, Barranquilla y Santa Marta", aseguró el jefe de Estado.

En concepto del mandatario, "esta plataforma no es negociable bajo ninguna circunstancia. Y la defenderemos con toda la vehemencia, con toda la contundencia, porque es la plataforma que nos pertenece a los colombianos".

En un fallo inapelable en noviembre pasado, la corte en La Haya ratificó la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como sobre sus siete cayos deshabitados, que Nicaragua reclamaba en un pleito que inició la nación centroamericana ante ese tribunal internacional en 2001.

Pero en su decisión la CIJ redujo el territorio marítimo colombiano al ceder una mayor porción a Nicaragua, con lo que al menos dos de los cayos colombianos --Quitasueño y Serrana-- quedaron rodeados de aguas nicaragüenses.

Colombia no perdía territorio desde 1903, cuando Panamá se independizó.