Nepal: Fotógrafo siente alivio al ver al a bebé rescatado

El fotógrafo nepalí Amul Thapa sonrió y dejó atrás por un momento la tristeza cuando vio la escena que siempre recordará: rescatistas sacaban de entre los escombros de su casa donde quedó atrapado por 20 horas a un niño de cuatro meses.

Las regordetas mejillas de Sonit Awal estaban llenas de polvo de hormigón. Uno de sus puños estaba cerrado y el otro parecía cubrir su cara.

Su hermana de 9 años lo miraba cuando el terremoto de 7,8 grados de magnitud sacudió Nepal al mediodía del sábado, provocando el derrumbe de muchos edificios históricos en el pueblo de Bhaktapur, situado al este de la capital de Nepal.

Los padres del niño estaban fuera pero la chica logró escapar ilesa. Cuando Thapa, quien trabaja para el portal de internet KathmanduToday.com, escuchó el llanto del niño, estaba atrapado bajo una viga de madera.

La viga "aguantaba todo", dijo el fotógrafo de 26 años. Moverla significaría mayor peligro para el niño atrapado.

La propia familia de Thapa sufrió la destrucción de su casa en el pueblo de Bhaktapur pero el fotógrafo dice que al escuchar el llanto del niño sólo pudo pensar: "Por favor, Dios, ayúdalo".

Thapa iba camino del mercado el sábado cuando se enteró de que el pequeño estaba atrapado pero decidió no tomar fotos ese día.

"La atmósfera no era la adecuada".

Pero volvió a la mañana siguiente cuando los soldados sacaron al pequeño Sonit.

"Cuando vi al pequeño vivo mi pena se desvaneció. Todos aplaudían. Me dio energía, me hizo sonreír pese a que había mucha tristeza en mi interior".

El fotógrafo dijo que al parecer el niño sólo sufrió una herida leve en la ceja.

Muchos de los edificios artísticos en Bhaktapur, un importante centro turístico, quedaron reducidos a escombros tras el terremoto.

"Por favor ayuden a los nepalíes a salvar a su pueblo", dijo Thapa, quien agregó que las áreas urbanas se recuperarán de la devastación pronto pero en los pueblos cercanos al epicentro la gente perdió sus casas y necesita ayuda.

___

El editor de fotografía de The Associated Press Yirmiyan Arthur y el periodista Muneeza Naqvi contribuyeron a este despacho desde Nueva Delhi.