Darán a conocer condenas contra exfuncionarios de Uribe

La Corte Suprema de Justicia hará público el jueves las condenas contra dos importantes exfuncionarios del expresidente Álvaro Uribe por una red de espionaje que en su gobierno montaron en contra de magistrados, periodistas, activistas y opositores.

La oficina de prensa del tribunal indicó que la lectura del fallo iniciará a las 8.30 de la mañana (1330 GMT),

Ya el 27 de febrero pasado, la Corte había anunciado que Bernardo Moreno, exsecretario general de la Presidencia, y María del Pilar Hurtado, exdirectora de la policía secreta, eran culpables de varios delitos relacionados con espionaje.

Hurtado se encuentra detenida desde que el 31 de enero pasado se entregó a las autoridades colombianas en Panamá tras permanecer asilada en ese país por más de cuatro años.

Moreno, que ya estuvo arrestado durante casi 20 meses, goza del beneficio de libertad provisional hasta tanto se conozca la pena que le será impuesta en la jornada.

Para la Corte quedó probado que Moreno y Hurtado, sin tener autorización legal para hacerlo, impulsaron una campaña de desprestigio contra la Corte Suprema al filtrar a la prensa información sobre personas con presuntos cuestionamientos y que aparentemente tenían relación con algunos magistrados del tribunal.

Llegó a tal punto el acoso a la Corte, según uno de sus magistrados, que el ya extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) o la policía secreta logró camuflar grabadoras en las sesiones privadas del tribunal que, por entonces-- entre 2007 y 2009 --, adelantaba la investigación por los probados lazos entre la clase política y las bandas paramilitares.

El expresidente Uribe (2002-2010), actual senador de la República, ha negado cualquier responsabilidad suya en las mencionadas labores de espionaje y ha dicho que si éstas existieron fueron cometidas por funcionarios corruptos de la policía secreta.

También Uribe ha defendido la probidad de Moreno y Hurtado y ha dicho que su gobierno es víctima de una campaña de desprestigio por parte de sus adversarios, sobre todo del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

La Fiscalía ha dicho que si Hurtado colabora con la justicia y cuenta lo que sabe sobre el espionaje podría hacerse merecedora al beneficio de casa por cárcel o, incluso, a la suspensión de la pena.

Desde que la revista bogotana Semana denunció en febrero de 2009 los hechos sobre interceptaciones y seguimientos ilegales a los opositores de Uribe, la Fiscalía inició una compleja investigación que ha llevado a prisión a una treintena de exdetectives de la policía secreta, institución que dependía de la Presidencia y que fue cerrada en octubre de 2011 por el gobierno de Santos como consecuencia del escándalo.