Grecia : Charlas de rescate seguirán hasta fin de semana

Grecia inició una nueva ronda de negociaciones con acreedores sobre su rescate financiero que se alargará hasta el fin de semana, pero insiste en que no está lista para hacer concesiones en temas clave pese a que pronto debe saldar un pago importante.

"Mi respuesta es simple: No, no, no", dijo el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, a la radiodifusora privada Sto Kokkino el jueves en referencia a reformas clave exigidas por los acreedores.

Los acreedores llevan tres meses solicitando a Grecia que acepte una lista de medidas de presupuesto antes que le den los 8.000 millones de dólares restantes que corresponden al programa de rescate.

SI Grecia no recibe ese dinero podría incumplir el pago que debe hacer al Fondo Monetario Internacional el 12 de mayo por unos 840 millones de dólares.

Los acreedores dicen que Grecia se ha retrasado en la aprobación de reformas a largo plazo que permitirían al país ponerse de pie nuevamente, como reducir el financiamiento del sistema de pensiones por parte del estado, aumentar los recortes en puestos del gobierno, desmantelar la reglas de protección a trabajadores y simplificar las tasas impositivas.

Pero el gobierno izquierdista de la nación sostiene que no puede mantener el ritmo y severidad de las reformas aplicadas en años pasados, luego de la drástica caída en los ingresos del país y el aumento del desempleo.

En Bruselas, la vocera de la Comisión de la Unión Europea, Margaritis Schinas dijo que las negociaciones en que participan representantes de países de la zona euro, el Banco Central Europeo y el FMI ya han iniciado y continuarán hasta el fin de semana.

Un funcionario de la zona euro que pidió no ser identificado porque las negociaciones están en curso dijo que si hay algún avance se podría convocar con prontitud a una reunión de ministros de Finanzas, aún antes de la ya pactada para el 11 de mayo.

Varoufakis ha indicado que el gobierno pudiera hace concesiones en exigencias clave de los acreedores durante los meses de verano, después que se llegue a un acuerdo para destrabar la entrega de los 8.000 millones de euros.

"Después de junio estamos dispuestos a revisar varios temas", dijo Varoufakis. Por ejemplo, dijo estar dispuesto a aumentar algunos impuestos a las ventas.

La confrontación ha tenido consecuencias para la debilitada economía griega. El miércoles ya tarde, la agencia Moody's redujo aún más la calificación de la deuda soberana griega, de Caa1 a Caa2, dos niveles por encima de la mora.