Mueren más de 20 civiles en ataques del gobierno sirio

Por lo menos 23 civiles murieron cuando las fuerzas del gobierno sirio trataron de frenar un avance rebelde, dijeron activistas el jueves.

La agencia noticiosa estatal SANA dijo que los bombardeos y cañoneos fueron contra "terroristas", que es como califica el gobierno a todos sus oponentes armados.

Insurgentes islámicos, entre ellos del Frente Nusra afiliado a Al Qaida, han ganado territorio en la provincia de Idlib en las últimas semanas, donde capturaron la capital provincial del mismo nombre, el pueblo de Jisr al-Shughour y una importante base militar.

Los expertos dijeron que las pérdidas del gobierno eran un indicio de desgaste y de una nueva coordinación entre los grupos rebeldes más poderosos.

El ministro de defensa sirio, general Fahd Jassem al-Freij, está en visita oficial en Irán, el principal aliado de Siria.

"Hay que evaluar los modos de hacer frente al terrorismo, particularmente después de la escalada reciente", dijo al-Freij en una conferencia de prensa con su contraparte iraní. "Nuestras posiciones son idénticas sobre los pasos por tomar para lidiar con el terrorismo".

El miércoles, los rebeldes avanzaron sobre Mastoumeh, una de las pocas guarniciones del gobierno que quedan en la provincia de Idlib.

El gobierno atacó en Idlib a los rebeldes al norte y sur de Jisr al-Shughour, que hace poco cayó en poder de los insurgentes, y en Saraqeb.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo el jueves que murieron por lo menos 23 civiles, incluso cinco niños. El director Rami Abdurrahman dijo que el gobierno se propone detener el avance hacia Mastoumeh. Los bombardeos "se proponen aterrorizar a los rebeldes, pero terminan matando civiles", se lamentó.

Grupos activistas afirmaron el miércoles que los helicópteros del gobierno lanzaron barriles con explosivos y cloro en Saraqeb. La versión no pudo ser verificada de manera independiente.

Asimismo el jueves, la prensa estatal siria dijo que "terroristas" cañonearon un distrito en la parte de la ciudad de Alepo en control del gobierno, donde murieron siete civiles. Los ataques aéreos del gobierno durante la noche en la ciudad y suburbios mataron a 11 civiles, incluso por lo menos un niño.