Exprometido de Sofía Vergara lucha para salvar embriones

Los intentos del exprometido de Sofía Vergara para que la actriz colombiana le entregue dos embriones congelados creados con las células de ambos, refiriéndose a ellos como "nuestras niñas", subrayan asuntos éticos y legales que rodean a los embriones creados por medio de una fertilización in vitro.

El empresario Nick Loeb escribió el miércoles en el cibersitio del New York Times que demandó a la estrella de "Modern Family" por los embriones porque quiere convertirse en padre y no quiere que "dos vidas" que crearon "sean destruidas o estén en un congelador para siempre".

Dijo que comenzó a "presionar para tener hijos" después de que él y Vergara se comprometieron en 2012, y que la pareja estuvo de acuerdo al año siguiente en intentar una fertilización in vitro mientras que una mujer alquilaría su vientre para tener a los niños. Loeb escribió que firmaron una solicitud en la que decían que cualquier embrión que crearan podría desarrollarse sólo si ambos estaban de acuerdo. Dijo que la solicitud no decía específicamente, como lo requiere la ley en California, qué pasaría con los embriones si se separaban.

Loeb quiere que el documento sea anulado. Él y Vergara se separaron en 2014. Actualmente la actriz está comprometida con Joe Manganiello.

Loeb dijo que el abogado de Vergara ha dicho a reporteros que quiere mantener los embriones congelados indefinidamente. Un publicista y abogado de Vergara no respondió a las llamadas que se le hicieron para conocer sus comentarios el jueves.

Las cortes han tenido opiniones diferentes sobre lo que se debe de hacer con embriones al menos desde finales de la década de 1990. Las leyes que cubren los contratos entre las parejas cambian de estado a estado y los consensos apenas están surgiendo. Los jueces tienen reticencia a hacer que un hombre o una mujer se vuelvan padres contra su voluntad, según expertos.

"Si soy un juez y no sé qué hacer, definitivamente le pondría énfasis al contrato porque eso es lo que decidieron", dijo Charles Kindregan, Jr., coautor de "Assisted Reproductive Technology: A Lawyer's Guide to Emerging Law & Science", cuando le preguntaron sobre el caso de Vergara. "La pregunta sería para mí ¿puedo obligar a esta mujer a ser madre?"

Muchos jueces han revisado un caso de Tennessee de 1992 con una mujer que se estaba divorciando y quería tener la custodia de los embriones. Su esposo que quería que los destruyeran. La Corte Suprema del estado falló a favor de él argumentando que los embriones no pueden ser tratados como una propiedad que se puede dividir de manera equitativa o niños, cuya tutela se define de acuerdo a su beneficio.

Pero la corte de Tennesse también señaló que si los embriones son la única forma en la que una persona se puede volver padre esto debería tener cierto peso legal, dijo Steven H. Snyder, un abogado de Maple Grove, Minnesota, especializado en ley sobre fertilidad y tecnologías para la reproducción asistida.

En 2012, la Corte Suprema de Pennsylvania se basó en este principio y le entregó los embriones congelados a una mujer que afirmaba que no podía tener hijos por su tratamiento para el cáncer.

En el caso de Vergara, su ex prometido, escribió que ha ofrecido "pagar todos los gastos para que nazcan nuestras hijas y criarlas".

"Si ella no quiere compartir la tutela", escribió. "asumiré todas las responsabilidades como padre y acepto que ella sea declarada sólo como donadora de óvulo".

Pero esto no podría hacer cambiar de opinión a un juez que difícilmente querrá privar a un hijo del apoyo de un padre o dejarlo a expensas de que un padre cambie de opinión o que no pueda darles apoyo, dijo Snyder.

"Es una promesa maravillosa, pero no se puede cumplir", dijo.

___

Los periodistas de The Associated Press Adam Geller y Rachel Zoll contribuyeron con este despacho desde Nueva York.

___

En internet

http://nyti.ms/1GHN4DK