El presidente de Irán, Hasan Rouhani, dijo el miércoles que su país nunca ha buscado armarse nuclearmente y que nunca tratará de fabricar una bomba atómica, agregando en una entrevista con NBC News que tiene toda la autoridad para solucionar el enfrentamiento con Occidente.

Rouhani habló con la cadena estadounidense de televisión en Teherán, días antes de hacer su primer discurso como presidente a nivel mundial cuando asista a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. Las autoridades estadounidenses seguirán de cerca su visita en busca de señales de que Rouhani desea mejorar las relaciones con Occidente y asumir una posición más moderada en las próximas negociaciones sobre el disputado programa nuclear de Irán.

"Nunca hemos tratado de tener una bomba nuclear y no lo haremos", dijo Rouhani, según la traducción de la entrevista por parte de NBC. "Hemos expresado una y otra vez que en ninguna circunstancia trataremos de hacernos de armas de destrucción masiva, incluidas las armas nucleares, y nunca lo haremos".

No es la primera vez que Irán alega tal cosa, que sus actividades nucleares tienen fines pacíficos. Sin embargo, Estados Unidos y sus aliados sospechan que Irán está tratando de desarrollar un arma nuclear, algo que algunos expertos dicen pudiera lograr el próximo año.

Rouhani también se refirió a la pregunta que muchos en Estados Unidos se están haciendo: ¿Tiene el poder para tomar decisiones importantes y concesiones en materia nuclear?

Se sabe que el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, controla todos los asuntos importantes de Estado, incluido el nuclear.

"En su programa nuclear este gobierno tiene todo el poder y toda la autoridad", dijo Rouhani. "Tenemos suficiente espacio político para solucionar este problema".

Rouhani es considerado un político relativamente moderado en el régimen clerical estricto de Irán. Hizo campaña con la promesa de tratar de aliviar las fuertes sanciones que Estados Unidos y Occidente han impuesto y que han reducido las vitales exportaciones de petróleo en casi la mitad en los últimos dos años, han provocado una fuerte alza de la inflación y afectado significativamente el valor de su divisa.

Refiriéndose a Siria, Rouhani habló sobre las denuncias estadounidenses de que el régimen de Damasco, aliado de Teherán, lanzó un ataque con armas químicas en un suburbio de la capital siria el mes pasado. Rouhani dijo que su país busca la paz y la estabilidad, así como la eliminación de las armas de destrucción masiva en toda la región.

Al preguntársele si el presidente Barack Obama había parecido débil al no lanzar un ataque contra el régimen sirio, Rouhani respondió: "Consideramos que la guerra es una debilidad. Cualquier gobierno que decida ir a la guerra, lo consideramos una debilidad. Y cualquier gobierno que se decida por la paz, lo miramos con respeto a la paz".