Tres muertos en frontera de China con Corea del Norte

Tres aldeanos fueron asesinados una zona de China donde se ha acusado a guardias fronterizos norcoreanos de cruzar al país vecino para cometer robos y asesinatos.

Un hombre de 55 años apellidado Zhao, su hija de 26 años y otro hombre de 67 años murieron el sábado, indicó el gobierno municipal de Helong. La policía de la provincia investigaba los crímenes, señaló en un comunicado.

Las muertes se produjeron en la municipalidad de Longcheng, junto a la frontera con Corea del Norte. La población no está lejos de otro lugar donde se informó de la muerte de al menos siete vecinos el año pasado a manos de guardas fronterizos que habían cruzado el río Tumen, que separa los países, en busca de dinero y comida.

Llamadas telefónicas a los voceros de la ciudad de Helong y del gobierno de la prefectura de Yanbian no fueron atendidas.

China y Corea del Norte son aliados tradicionales, pero la desesperada situación económica norcoreana pone a prueba esa relación. Guardas fronterizos mal pagados y alimentados han aterrorizado a ciudadanos chinos en los últimos años, especialmente en invierno, cuando es más fácil cruzar los ríos helados.

Se cree que más de un millón de norcoreanos murieron en una hambruna en la década de 1990 y el país sigue teniendo una fuerte dependencia de la ayuda de alimentos, aunque la élite política y militar recibe raciones preferenciales.

Los ataques fronterizos habrían crecido en los dos últimos años tras una ofensiva contra los cruces de guardas norcoreanos privados de ingresos por sobornos. Barcos norcoreanos apresaron también a pescadores chinos en el mar Amarillo que separa ambos países para pedir rescates por su liberación.

Los incidentes destacan el importante enfriamiento de las relaciones entre las naciones desde la proclamación Kim Jong Un como líder supremo de Corea del Norte en 2012.

Los intentos de Beijing para que Corea del Norte regrese a conversaciones internacionales sobre sus programas nucleares han sido rechazados repetidamente, exponiéndose a las críticas por apoyar al estricto régimen comunista de Pyongyang. China también se sorprendió por la ejecución en 2013 del tío de Kim, Jang Song Thaek, que era un impulsor clave de las relaciones entre ambos países.

La frontera de 1.400 kilómetros (870 millas) que comparten ambos países discurre por terrenos montañosos y normalmente remotos desde el mar Amarillo la mar de Japón.