Regresan las manifestaciones a Ferguson por segunda noche

Manifestantes regresaron a Ferguson el miércoles en la noche, un día después de que ocurrieran saqueos, incendios y disparos de arma de fuego durante protestas por la muerte de un hombre negro a consecuencia de lesiones en la espina dorsal sufridas estando bajo custodia de la policía de Baltimore.

Varias decenas de personas marcharon la noche del miércoles por West Florissant Avenue, en el suburbio de San Luis, protestando por la muerte de Freddie Gray, de 25 años, reportó el St. Louis Post-Dispatch.

La misma zona fue escenario de numerosas protestas luego de la muerte a balazos de Michael Brown, un joven negro desarmado de 18 años, a manos de un policía blanco de Ferguson en agosto.

Coreaban lemas como "Sin justicia no hay paz. No a la policía racista" e hicieron referencia a la balacera que terminó con la vida de Michael Brown, un joven negro desarmado de 18 años, a manos de un policía blanco de Ferguson en agosto. Su muerte provocó numerosas protestas, en ocasiones violentas, en la misma zona.

El vocero del Departamento de Policía de Ferguson, Jeff Small, dijo antes el miércoles que tres personas recibieron disparos durante las protestas de la noche del martes. De ellas, dos fueron baleadas en el cuello y la otra en una pierna y todas tenían un pronóstico estable. Un hombre de 20 años fue arrestado por el tiroteo que provocó la herida en la pierna.

Además, cinco personas fueron arrestadas por saqueos en una gasolinera Mobil en el cercano Dellwood, atacada por tercera vez desde agosto.

Small dijo que hasta 300 personas participaron el martes en las protestas de Ferguson que se extendieron hasta alrededor de las 3 de la madrugada. Cuatro patrullas registraron daños por piedras y trozos de asfalto lanzados por los manifestantes pero ningún agente resultó herido.

Papeleras y aseos portátiles ardieron en el medio de West Florissant, agregó Small, además de basura y restos. No hubo reportes de daños en ningún negocio de Ferguson.

La tensión ha seguido siendo alta en la zona de St. Louis tras la muerte de Brown y de que un jurado investigador del condado de St. Louis y el Departamento de Justicia de Estados Unidos rechazasen procesar al agente Darren Wilson, quien en noviembre renunció a su puesto.

En Baltimore se impuso por segunda noche un toque de queda tras los disturbios que afectaron a parte de la ciudad el lunes. Protestas por la muerte de Gray tuvieron lugar también en Boston, Nueva York, Indianápolis y Washington, D.C.