Irán corta subsidio a los ciudadanos más acaudalados

Irán eliminó a los ciudadanos más adinerados de una lista de personas que reciben donaciones en efectivo, en un pequeño paso para aliviar la carga presupuestaria y disponer de más fondos del gobierno, afirmó un funcionario el miércoles.

La medida, que permitirá ahorrar unos 3 millones de dólares mensuales, es el esfuerzo más reciente para liberar subsidios en una economía dependiente del petróleo que siente la fuerte caída los precios mundiales del producto.

Pero probablemente será otra prueba sobre el apoyo público al presidente moderado Hassan Ruhani a medida que Irán negocia con las potencias mundiales un acuerdo sobre su controversial programa nuclear. El acuerdo, anticipado para fines de junio, se propone garantizar que Irán no pueda fabricar un arma nuclear, a cambio del levantamiento de enérgicas sanciones económicas impuestas a ese país.

Irán empezó a entregar 15 dólares en efectivo a todos los ciudadanos --una población cercana a los 80 millones-- en 2010 como compensación por los cortes en subsidios de alimentos y energía. La subvención fue introducida por el predecesor de Ruhani, el presidente Mahmud Ahmadineyad.

Al ministro de trabajo y bienestar social, Ali Rabiei, se le atribuyó haber dicho el miércoles que 200.000 iraníes acaudalados --como también los que viven en el exterior-- fueron eliminados la semana pasada de la lista de beneficiarios.

Fue un proceso lento, que comenzó en marzo con los iraníes residentes en el exterior, afirmó.

"Empezamos eliminando a 30.000, después a 50.000 y ahora a 200.000 personas", dijo. A los retirados de la lista se les dio la opción de registrar sus quejas y presentar datos en caso de querer fundamentar su derecho a seguir recibiendo el dinero, agregó.

La prensa iraní se enteró de la medida la semana pasada y Rabiei se vio obligado a confirmarlo.

Pero ha habido algunas quejas. "Un ciudadano que tiene un automóvil por valor superior a los 50.000 dólares objetó ser eliminado de la lista y supuso que tenía derecho a recibir el dinero", dijo el ministro.

Desde que asumió el año pasado, Ruhani ha dado prioridad a reducir el déficit del presupuesto y dedicar más fondos a programas de desarrollo.

El año pasado, el gobierno entregó los 15 dólares mensuales a 76 millones de iraníes después que unos 4 millones lo rechazaron voluntariamente. Y ahora la remoción de otros 200.000 probablemente ahorrará unos 3 millones de dólares.

La medida también es un globo de prueba en momentos en que el gobierno se apresta a retirar otros 6 millones de personas de la lista en los próximos meses, reportó la televisión estatal.