Informe: más de 800 latinos murieron en sus trabajos en 2013

Más de 800 trabajadores hispanos, el 66% de ellos inmigrantes, murieron en sus empleos en 2013, reveló el miércoles un informe de la central sindical AFL-CIO.

Las 817 muertes en centros laborales representan un índice de mortalidad 18% más alto que la tasa general, de acuerdo con el informe de 208 páginas "Muerte en el trabajo: El costo de la negligencia", basado principalmente en cifras de la Oficina de Estadística Laboral del Departamento de Trabajo.

En total, 4.585 trabajadores murieron en lugares de trabajo de Estados Unidos y unos 50.000 fallecieron debido a males relacionados con su labor en 2013, año analizado por el estudio.

Una de esas fatalidades fue la de la campesina Ana María Barrera Bogarín, de 60 años, quien perdió la vida en noviembre de ese año tras ser atropellada por una camioneta en su área de descanso en Somerton, Arizona.

La mayoría de los fallecimientos de hispanos (241) ocurrieron en el sector de la construcción, seguido por el área administrativa, de apoyo y control de recursos, así como solución de asuntos laborales (116) y transporte y bodegas (83).

El número total de inmigrantes muertos en el trabajo, incluidos los latinos, sumó 879 en comparación con los 824 reportados el año anterior. El 66% de los trabajadores latinos muertos eran mexicanos, añadió el informe.

California fue el estado que registró más muertes (194), de las cuales casi la mitad fue de origen hispano. De esos trabajadores el 71% era inmigrante.

El índice de mortalidad de hispanos en California ha aumentado 42% en comparación con 2012 y es "alarmante", agregó el texto.