Brasil: Arresto domiciliar a 9 procesados en caso Petrobras

Nueve ejecutivos de grandes constructoras de Brasil quedaron en libertad el miércoles tras un fallo de la Suprema Corte que les concedió arresto domiciliario mientras son procesados en un caso de corrupción dentro de la petrolera estatal Petrobras.

Los ministros de la segunda sala del máximo tribunal del país decidieron el martes con tres votos a favor y dos en contra que los ejecutivos podrían responder a las acciones penales por corrupción y lavado de dinero cumpliendo un arresto domiciliar. Los nueve hombres salieron de la cárcel en la ciudad de Curitiba, sede de la investigación donde estaban detenidos desde noviembre, y acudieron a la corte federal donde les colocaron tobilleras eléctricas para ser supervisados.

El ministro ponente Teori Zavascki consideró que la detención de los acusados fue importante para interrumpir la práctica de crímenes graves como malversación de fondos y lavado de dinero. Sin embargo, argumentó que disminuyeron los riesgos de que su libertad pueda poner en peligro el orden público y obstruir la investigación.

"La investigación penal ya fue casi concluida", escribió Zavascki al emitir su voto. "Ya no persiste el riesgo de interferencia con las pruebas requeridas por la fiscalía. Ya no se justifica en virtud de esta base mantenerlos en prisión".

Zavascki dijo que los acusados deben permanecer lejos de la dirección y gestión de sus empresas. También deberán presentarse ante el tribunal cada dos semanas y no deberán contactarse entre ellos ni viajar fuera del país.

El proceso penal contra los ejecutivos es solo una de las fases de la denominada "Operación Lava Coches", en la que según la procuraduría varias empresas de construcción sobornaban a directores de Petrobras y políticos a cambio de contratos millonarios que elevaban el costo de servicios, materiales y proyectos de la gigante petrolera.

Decenas de ejecutivos han sido detenidos y más de 50 políticos están sujetos a una investigación. Tres exdirectores de Petrobras y el extesorero del gobernante Partido de los Trabajadores también fueron capturados y enfrentan cargos por corrupción y lavado de dinero.