Casco azul holandés evita cargos por masacre de Srebrenica

Un alto tribunal descartó procesar a un general retirado por su implicación en la masacre de Srebrenica. El militar comandaba los cascos azules holandeses de Naciones Unidas en el enclave bosnio cuando combatientes serbobosnios arrasaron la ciudad y masacraron a unos 8.000 hombres musulmanes.

La sala militar del tribunal de Arnhem falló el miércoles que el general Tom Karremans no puede ser considerado penalmente responsable basándose a su responsabilidad de mando.

Familiares de tres víctimas de la peor masacre ocurrida en Europa desde la II Guerra Mundial querían que Karremans y otros dos miembros de los cascos azules enfrentasen cargos, argumentando que sus familiares fueron entregados a los serbios cuando la misión debió haberles ofrecido protección.