Pacquiao asegura que vencerá a Mayweather

Manny Pacquiao se mostró preocupado por la pegada del boricua Miguel Cotto. Sabía que el mexicano Juan Manuel Márquez era muy peligroso en el contraataque. Tenía dudas sobre su propio desempeño ante un púgil del calibre de Oscar de la Hoya.

Pero niega tener preocupaciones por su combate contra Floyd Mayweather Jr, en la antesala del combate que más ganancias económicas generará en la historia.

"No puedo decir que él sea un rival tan difícil", indicó Pacquiao el martes. "Ahora mi confianza es diferente que en las otras peleas que tuve. Me siento emocionado. Tengo algo que demostrar".

Unas horas después de llegar a esta capital del boxeo en una caravana desde Los Ángeles, Pacquiao exudaba confianza durante un acto al que asistió un millar de personas en el hotel Mandalay Bay. Los espectadores, en su mayoría filipinos, miraron el video musical más reciente del "Pacman" y presenciaron las actuaciones de cantantes y bailarinas, antes de que el propio púgil apareciera.

"Sé que voy a ganar la pelea en el ring", dijo Pacquiao. "Así que relájense".

Los apostadores no están tan convencidos. Tienen como favorito a Mayweather por 2-1 en una pelea que redituará al filipino más de 100 millones de dólares.

Pero Pacquiao no tuvo que esforzarse mucho para ganarse a una multitud que asistió al acto en un centro de convenciones del hotel.

"Ustedes están emocionados", dijo Pacquiao al público. "Yo lo estoy mucho".

Una muchedumbre incluso más numerosa vitoreó a Mayweather en el hotel MGM Grand, donde se realizará el combate del sábado por la noche por el título de los welter. La banda de la Southern University marchó y divirtió a los asistentes, lo mismo que un mariachi en las afueras del hotel, antes de que Mayweather arribara.

Para muchos, ésta fue su única oportunidad de ver a los dos boxeadores sin desembolsar dinero. Los boletos para la pelea se ofrecen en internet a precios que comienzan en 3.800 dólares y que llegan a 100.000 para quien quiere estar cerca de ringside. Incluso los boletos para el pesaje del viernes, que empezaron en 10 dólares, se ofrecían ahora por más de 100.

"Hace cinco años, ésta era una pelea de 50 millones de dólares para mí y 20 millones para él", afirmó Mayweather, quien ahora devengará al menos 180 millones, contra 120 millones de su oponente.

Con buena parte de la preparación concluida, ambos peleadores hablaron de sus estrategias para un combate que demoró cinco años en pactarse. Pacquiao dijo que tiene dos o tres planes para el combate, dependiendo de si Mayweather trata de ganar con su defensiva o va al ataque.

"Si él quiere pelear conmigo, bien para mí", expresó. "Si corre y se mueve por todo el ring, también para eso estamos preparados".

Mayweather indicó que "Pacman" aplicará el mismo plan que otros 47 boxeadores a quienes el estadounidense ha derrotado.

"El plan de todos es atacar y lanzar muchos golpes", dijo el estadounidense. "Eso no ha funcionado en 19 años o 47 peleas".

No le resultó a De la Hoya, quien cayó ante ambos, con lo que ayudó a que se convirtieran en estrellas del "pago por ver" en la TV. El entrenador de Pacquiao, Freddie Roach, estaba en la esquina de De la Hoya en 2007 cuando su pupilo ganó buena parte de los primeros asaltos antes de venir a menos y caer por decisión ante Mayweather.

Roach considera que De la Hoya pudo haber ganado aquel combate si hubiera seguido aplicando el jab. Lo más importante, a juicio de Roach, es que él mismo aprendió mucho sobre la forma de enfrentar a Mayweather.

"De verdad aprendí de aquella pelea de Oscar. Fue una buena lección para mí", aseguró Roach. "Floyd es muy astuto pero no muy complicado. Si vas atrás de él y comienzas a seguirlo por el ring, te tenderá una trampa. He entrenado a Manny para que eso no ocurra. Cuando él tienda la trampa, Manny huirá".

De la Hoya dijo presentir que Mayweather ganará la pelea, aunque su corazón está con Pacquiao. El méxico-estadounidense consideró que el filipino tiene una ventaja, al contar con Roach en su esquina, y aplicará una estrategia para contrarrestar las maniobras defensivas de Mayweather.

"Creo que esta pelea será más emocionante ahora que hace cinco años, porque ninguno de los dos es tan ágil con sus pies", manifestó De la Hoya. "Mayweather ha perdido un paso o dos en esto, lo mismo que Pacquiao, quien tendrá la oportunidad de conectar algunos golpes, igual que su adversario".

Lo que De la Hoya quiere ver es que Mayweather arriesgue más y no sólo administre la pelea para llevarse el triunfo. Esa estrategia le ha ayudado a ganar sus 47 pleitos, pero los fanáticos suelen criticar sus actuaciones, que privilegian la propia integridad.

En el combate más esperado de la historia reciente, la estrategia defensiva no basta para hacer historia, dijo De la Hoya.

"A veces resulta desafortunada esta mentalidad de 'yo estoy invicto y voy a pensar que soy el mejor porque nadie me ha vencido''', dijo. "No funciona así. Tienes que arriesgarte a ser grande, y cuando vas a serlo, debes enfrentar los mayores desafíos. La gente va a ver eso y va a respetarlo".