EEUU: Víctima anciana testifica en fraude con lotería

Una anciana que figura entre decenas de víctimas timadas con el cobro de una lotería falsa en Jamaica dijo a los jurados en un tribunal federal que perdió unos 300.000 dólares y cobró su póliza de seguro con la ilusión de cobrar 19 millones de dólares de la supuesta lotería para ayudar a su familia.

La viuda Edna Schmeets, de 86 años, declaró el lunes en el juicio a Sanjay Williams, uno de los 32 acusados en un caso global que las autoridades afirman perjudicó a por lo menos 72 personas, la mayoría de ellas adultos mayores.

Varios procesados se declararon culpables y 14 acusados aguardan extradición desde Jamaica. Williams, que se declaró inocente de confabulación, fraude electrónico y lavado de dinero, es la primera persona que enfrenta juicio en el caso.

Williams, que es jamaiquino, fue arrestado después de su llegada en avión a Carolina del Norte; ingresó al tribunal con ropa roja de recluso y cargaba dos bolsas de basura que al parecer contenían documentos y libros.

Cuando la audiencia concluyó al final de la jornada, Williams preguntó al juez federal Daniel Hovland si le permitiría tener el martes una computadora portátil en su escritorio para ver discos de video. Hovland accedió a la petición.

Schmeets relató tranquilamente la serie de llamadas telefónicas que le hicieron los timadores que le pedían "cheque, tras cheque, tras cheque" para el pago de impuestos y de diversos honorarios por el presunto premio.

Schmeets dijo que al final sospechó de la supuesta lotería pero para entonces ya no tenía nada en su cuenta de ahorro.

"Me sentía muy mal porque me decían que no dijera nada de esto a nadie hasta que recibiera los 19 millones de dólares", agregó.

Uno de los bancos se comunicó con los hijos de Schmeets y les dijo de los cuantiosos cheques que ella extendía a Shannon O'Connor en Florida, y finalmente el caso llegó al FBI después que la familia presentó una denuncia.

Frank Gasper, agente del FBI, dijo el lunes en su testimonio que viajó a Florida para entrevistar y arrestar a O'Connor, lo que propició la ampliación del caso.

El fiscal Nick Chase dijo en su declaración inicial que Williams vendió a los timadores listas de posibles víctimas conocidas como "listas de primeros" o "listas de tontos". Algunas de las víctimas figuraban en la página de internet de Willilams, gamblersleads.com, señaló Chase.