Interrogarán a periodista colombiano que se autoamenazó

La justicia colombiana llamó a declarar a un periodista que amenazó a ocho compañeros de profesión, él incluido, para que, entre otras cosas, no le retiraran la escolta. El reportero, sin embargo, sin dar razones, anunció que no acudirá a la citación.

Yesid Toro, otrora periodista del diario El País de la ciudad de Cali y quien actualmente trabaja de forma independiente, deberá explicar por qué redactó un panfleto con amenazas firmadas por una banda narcoparamilitar en el que también incluyó a otros siete periodistas del departamento de Valle del Cauca.

Sin embargo, Toro dijo a la Fiscalía que el martes no acudirá al interrogatorio para defenderse de sus mentiras, confirmó el jefe de prensa de la Fiscalía, Omar Jaimes.

El reportero confesó en una carta conocida el viernes que había mentido y que estaba "profundamente avergonzado" por haber enviado el 29 de septiembre de 2014 un panfleto, supuestamente firmado por la banda narcoparamilitar de los Urabeños, en el que daba a ocho periodistas --incluido Toro-- 24 horas para abandonar las ciudades donde trabajaban por haber escrito en sus medios contra esta organización ilegal.

Según su abogado, "se le metió en la cabeza que si no le prologaban el sistema de seguridad lo iban a matar", dijo Elmer Montaña a The Associated Press para explicar la justificación, y agregó que el periodista atravesaba problemas económicos.

Adriana Hurtado, presidenta de la no gubernamental Federación Colombiana de Periodistas, explicó que Toro confesó su error "por el remordimiento que le causó el hecho de que los periodistas que él incluyó en el panfleto empezaran a enfermar por la tensión nerviosa o bien tuvieron que dejar a sus familias".

La presidenta informó que desde enero la organización tiene el registro de dos periodistas asesinados al parecer en razón de su oficio y 20 amenazas. Según la estatal Unidad Nacional de Protección, actualmente en Colombia unos 120 periodistas tienen escoltas o reciben protección de la entidad.