Burundi: 6 muertos en protestas contra el presidente

Por lo menos seis personas perdieron la vida en enfrentamientos entre la policía y civiles que se manifestaban contra el intento del presidente de postularse a un tercer período, dijo el lunes un portavoz de la Cruz Roja de Burundi, mientras cientos seguían protestando en la capital a pesar de la fuerte presencia militar.

Tres personas fueron abatidas en enfrentamientos con la policía el domingo y otras tres fallecieron durante la noche de sus lesiones, dijo Alexis Manirakiza a The Associated Press por teléfono desde Bujumbura, la capital de Burundi, quien agregó que otras siete personas han resultado lesionadas.

Las fuerzas de seguridad están usando gas lacrimógeno, cañones de agua y perdigones para dispersar cualquier reunión pública en Bujumbura, dijo Carina Tertsakian, investigadora de la organización de derechos Human Rights Watch. Los militares han evitado que los manifestantes lleguen al centro de la ciudad. La radio independiente conocida como RPA fue cerrada el lunes, dijo.

El activista de derechos Pierre Claver Mbonimpa fue arrestado y tratado "con violencia", dijo Tertsakian.

Bujumbura ha sido escenario de protestas desde el domingo, después que el partido de gobierno nominó al presidente Pierre Nkurunziza a otro período, que muchos dicen es algo inconstitucional.

Cientos de manifestantes colocaron barricadas e incendiaron neumáticos el lunes. Los militares fueron desplegados en las calles después de los mortales enfrenamientos del domingo.

Las elecciones presidenciales están programadas para el 26 de junio y las tensiones políticas han aumentado desde enero.

Más de 250.000 personas murieron en la guerra civil de Burundi entre los rebeldes hutus y el ejército, dominado por los tutsi. La guerra terminó en 2003.

Entre los que se oponen a un tercer período de Nkurunziza, de la etnia hutu, hay miembros de su propio partido, legisladores, el clero, grupos de estudiantes y la sociedad civil.

___

El reportero de la AP Edmund Kagire contribuyó a este despacho desde Kigali, Ruanda. Muhumuza reportó desde Kampala, Uganda.