Un hombre armado atacó una estación de policía en Bosnia

Un hombre armado irrumpió el lunes en una estación de policía del noreste de Bosnia gritando "Dios es grande", mató a un agente y ocasionó heridas a otros dos, dijeron las autoridades.

El atacante murió durante el ataque ocurrido en el poblado de Zvornik, dijo a The Associated Press la vocera de la policía Aleksandra Simojlovic.

Dragan Lukac, jefe de la policía serbio-bosnia, identificó al agresor como Nerdin Ibric.

Zvornik es un poblado en la parte serbio-bosnia del país y está ubicado en la frontera con Serbia. Antes de la guerra de 1992-1995, aproximadamente 60% de la población de la entidad eran bosnios musulmanes. Casi todos fueron expulsados y muchos asesinados durante la guerra como parte de la campaña serbia para crear un área puramente serbia.

Los serbios consiguieron controlar la mitad de Bosnia para cuando Estados Unidos logró un acuerdo de paz en 1995 bajó el cual cada parte en conflicto podía conservar su territorio conquistado. Éste es ahora un país que terminó dividido en dos regiones medianamente autónomas: una para los serbios, y otra que es compartida por musulmanes bosnios y croatas.

Las dos tienen su propio gobierno, pero están vinculadas por un gobierno central con sede en Sarajevo.

Después de la guerra, sólo unos pocos de miles de musulmanes regresaron al área serbia de Zvornik.

El ministro de Seguridad Dragan Mektic dijo que el atacante irrumpió en el edificio con un rifle automático y murió en el interior en fuego cruzado con la policía. Señaló que el servicio de inteligencia de Bosnia tuvo hace tres días información vaga sobre un potencial ataque terrorista, pero que no supieron cuándo o dónde podría ocurrir.

El gobierno bosnio-serbio realizará una reunión de emergencia por la noche y el presidente regional, Milorad Dodik, dijo a la televisora bosnio-serbia que cree que el atacante recibió instrucciones de alguien más, aunque actuó solo.

Lukac, el jefe policía, solicitó a los ciudadanos que ayuden a la policía.

"Vamos a luchar contra ellos y nunca vamos a perdonar esto; pero la policía no puede hacerlo sola. Necesitamos que ayuden los ciudadanos", dijo Lukac, sin especificar a quiénes se refería como "ellos".

El imán de la mezquita de Zvornik, Mustafa Muharemovic, condenó el ataque.

___

Irena Knezevic contribuyó a este reporte desde Banja Luka y Sabina Niksic desde Sarajevo.