Fiscales piden cárcel para expolicías por abuso contra mujer

Dos expolicías de un pequeño pueblo de Carolina del Sur deben pasar al menos un año en prisión por aplicar al menos ocho descargas eléctricas a una mujer que sufre discapacidad mental sin darle tiempo a que obedeciera sus órdenes.

Tanto Eric Walters como Franklin Brown serán sentenciados por cargos federales el lunes en Florence. Los dos agentes se declararon culpables de privación de derechos garantizados por la ley de color en octubre.

Walters patrullaba en Marion una mañana de abril de 2013 y vio a Melissa Davis, una mujer de 40 años, caminando en el patio de una casa en venta. Le preguntó qué estaba haciendo con la sospecha de que quizá querría entrar en la casa y luego le aplicó la descarga eléctrica con una pistola Taser, señalan documentos del tribunal.

Cuando Davis cayó al suelo Walters le ordenó que pusiera las manos en la espalda y luego le aplicó cuatro descargas más antes de que pudiera responder, dijeron los fiscales.

Para el momento en que Brown llegó al sitio Walters se había dado cuenta de que la mujer no había hecho nada malo y trataba de quitar las sondas de la pistola eléctrica de la espalda de Davis. Brown se dio cuenta de que una de las manos de la mujer estaba libre de las esposas, que se colocaron mal, y ordenó a todos que se apartaran para aplicar una nueva descarga, aunque no trataba de escapar ni luchaba.

Brown hizo dos descargas más contra Davis y le ofreció dejarla ir si le permitía darle una descarga más en la frente, indicó la fiscalía.

De acuerdo con su declaración Brown dijo a otros agentes que acudieron al lugar que aplicó las descargas porque "no quería tocar a esta sucia...".

Ambos agentes son blancos, los registros de la corte no señalan cuál es la raza de la víctima.

La fiscalía dijo estar de acuerdo con las guías federales de sentencias que castigarían con entre 12 y 18 meses a Walters y entre 18 y 24 meses de cárcel a Brown. La pena para Brown sería más dura porque la víctima estaba en una posición vulnerable cuando la atacó.

Davis entabló una demanda civil por el dolor físico y la angustia mental que le causaron las descargas y pide una compensación de 2 millones de dólares.

__

Jeffrey Collins está en Twitter: http://www.twitter.com/JSCollinsAP .