Siria: Milicias islámicas capturan base militar en Idlib

Extremistas islámicos tomaron una base militar en el noroeste de Siria el lunes, y se llevaron tanques y otro equipo militar, en un nuevo golpe a las fuerzas del presidente Bashar Assad en la región.

La ofensiva der la oposición en la provincia de Idlib ha llevado a la captura de la capital provincial, un pueblo estratégico y aldeas y bases militares desde su inicio el mes pasado. Una agrupación de fuerzas anti-Assad de un variado espectro ideológico ha demostrado una capacidad de coordinación no vista hasta ahora en el norte de Siria, lo que ha contribuido al éxito de la campaña.

Luego de horas de intensos combates el lunes, los combatientes tomaron el control de la base, conocida como Qarmeed, al noroeste de la ciudad de Ariha, dijeron el Observatorio Sirio de derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y la página en Facebook del comité de coordinación de activistas de Jisr al-Shughour.

El Observatorio dijo que los milicianos capturaron siete tanques, vehículos blindados, ametralladoras pesadas y municiones. Los Comités de Coordinación Local dijeron que los rebeldes tornaron sus armas ahora contra la cercana base militar de Mastoumeh.

Ambos grupos dijeron que aviones del gobierno lanzaron más de una decena de ataques contra la base de Qarmeed tras su caída.

Fotografías colocadas en la cuenta en Twitter de uno de los grupos participantes en los combates, el Frente Nusra, una filial de Al Qaeda, mostraron a combatientes con lo que parecían ser cajas de municiones. La cuenta tenía además fotos de un taque y artillería pesada que decía eran "frutos de la batalla".

Las fotos no pudieron ser verificadas de inmediato, pero parecían ser genuinas y se correspondían con otros reportes de la Associated Press.

La caída de la base es el más reciente de una serie de derrotas de las fuerzas de Assad en Idlib. Las tropas del gobierno han sido expulsadas de la ciudad de Idlib, la capital provincial, además del pueblo de Jisr al-Shughour.